Menú

Indignados del 22-M al Samur: "Dejadlos morir"

En total hubo 101 heridos, 67 policías y 37 manifestantes. Uno de los policías recibió cuatro puñaladas por la espalda. Lo salvó el chaleco.

Libertad Digital
161

A lo largo del fin de semana, noticias, imágenes, vídeos han constatado la brutalidad e ira inusitada por parte de los manifestantes del pasado 22 de marzo, en las "Marchas por la Dignidad". Declaraciones de la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, comunicados por parte de los sindicatos de Policía, condena de la violencia por algunos partidos políticos....Pero hasta el momento no se había sacado a la palestra testimonios tan contundentes como el que ha dado voz este lunes el diario El Mundo de un trabajador del Samur.

"Dejadlos morir", así increpaban los manifestantes presentes en un Puesto Sanitario Avanzado (PSA) a los trabajadores del Samur para que no atendiesen a los policías heridos. Dentro del PSA coinciden todos los heridos de una manifestación, ya sean manifestantes como policías. "Aplaudían cada vez que entraba un policía herido, e incluso llegaron a arrojar un petardo junto al PSA. Acabamos necesitando un cordón policial para poder trabajar", relataba el trabajador de emergencias.

"En cinco minutos pudieron llegar siete u ocho policías de la UIP-Unidad de Intervención Policial- y uno de la UCE -antidisturbios de la Policía Local- con caras ensangrentadas, alguno con disminución del nivel de consciencia y cascos abollados, por lo que se suponía que eran adoquines", describía el confidente del Samur. "Vi caras desencajadas de esos hombres de casi dos metros, llamadas a sus mujeres y situaciones tensas". En cambio, el sanitario relata que "no vi en ningún policía ni una mirada que tradujera odio o ánimo de venganza hacia ninguno de sus agresores".

La situación se agravó cuando manifestantes en el exterior del PSA identificaron a un grupo de policías infiltrados vestidos de paisano, "los acorralaron profiriendo insultos y retándoles a pelear", aseguró para el diario el sanitario. Asimismo, el testigo del PSA destacó en su testimonio la imagen del único antidisturbios de la Policía Local herido que, tras ser trasladados sus compañeros de la Policía Nacional y visitados éstos por sus jefes -hasta el Director General-, el UCE estuvo durante casi una hora solo en el puesto, esperando a que sus superiores se hicieran cargo de su traslado. Dentro del PSA los trabajadores del Samur llegaron a valorar a 61 pacientes hasta las 23:00 horas del sábado. En total hubo 101 heridos, 67 policías y de éstos, 14 acabaron hospitalizados. Uno de ellos recibió cuatro puñaladas por la espalda, pero el chaleco de seguridad evitó que le hirieran de gravedad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation