Menú

Luis Herrero: Suárez diseñó un plan "para la difusión pública de sus papeles"

Afirma que el expresidente dimitió tras descubrir que diputados de UCD "firmaron un documento que les comprometía" con una moción de censura.

Libertad Digital
29

El director de En casa de Herrero de esRadio, Luis Herrero, publica este lunes un artículo en ABC sobre el expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez, fallecido el pasado 23 de marzo.

Herrero cuenta que conoció a Suárez "en el invierno de 1955", cuando "no tuvo más remedio que acunarme en sus brazos y dedicarme encendidas carantoñas porque en ello le iba la fortuna de su primer impulso profesional. Yo era el hijo recién nacido del gobernador civil de Ávila -Fernando Herrero Tejedor-, su primer jefe en el campo de sueños de la política". El periodista recuerda que su padre nombró a Suárez "su indiscutible número dos" y que, "cuando a mi padre le sorprendió la muerte, siendo ministro del Movimiento, Adolfo ya lucía en la bocamanga una estrella de cuatro puntas. Llevó a hombros su ataúd en calidad de secretario".

El director de En casa de Herrero habla de la estrecha relación que le unió a los Suárez: "Durante los veinte años que van desde el invierno de 1955 hasta la primavera de 1975, las figuras de Adolfo y Amparo invadieron arrolladoramente el ámbito de nuestra intimidad familiar. Fueron mucho más que asiduos visitantes de mi casa. Ni mis hermanos ni yo hemos tenido jamás con otros amigos paternos una relación tan intensa y gratificante como la que tuvimos con ellos".

Luis Herrero apunta que Suárez "soñaba con ser presidente del Gobierno, o de la República, o de Europa, o de cualquier otra cosa que estuviera en el vértice del poder, cuando el concepto de ambición política aún no había caído en el descrédito en que se encuentra hoy", y añade poco después: "Mucho me temo que no tardarán los iconoclastas instalados en el poder en bajar al santo de su peana para evitar que el culto que le están rindiendo a Adolfo los ciudadanos del común se convierta en el odioso espejo de la madrastra de Blancanieves".

Afirma Herrero que Suárez "nunca estuvo dispuesto a olvidarse de quién era, ni de dónde venía", y recuerda también que "era más chulo que un ocho" y que, "de no haberlo sido, la audacia que le exigía el cargo se hubiera quedado en números rojos". Posteriormente, el periodista se refiere a una pregunta que le hizo al expresidente del Gobierno sobre el 23-F. Le respondió el de UCD: "No se me iba de la cabeza la idea de que si me tiraba al suelo la fotografía de todos los periódicos al día siguiente sería un primer plano del culo del presidente del Gobierno".

Por qué dimitió

Según contó Suárez a Herrero, este dimitió de la presidencia del Ejecutivo porque "descubrió que varios diputados de UCD ya habian estampado su firma en un documento, guardado a buen recaudo en una caja fuerte, que les comprometía a apoyar una moción de censura que el PSOE tramitaba en secreto por aquellas fechas". Además, las relaciones con Juan Carlos I "atravesaban sus horas más bajas", y el Rey "ya no le quería al frente del Gobierno".

"Cuando Adolfo conoció los detalles del complot tomó la decisión dimisionaria de quitarse de en medio. Aurelio Delgado, su cuñado y jefe de la secretaria particular de la presidencia, fue uno de los primeros en conocer la noticia", agrega.

La documentación de su "dimensión histórica"

Luis Herrero escribe que "antes de sucumbir a la desmemoria", Suárez instruyó a su hijo Adolfo para que éste "dosificara, de acuerdo con un plan específico que él mismo había diseñado", la difusión pública de sus papeles personales. "Estoy seguro de que cumplirá el encargo", agrega Herrero.

Finalmente, concluye: "Cuando conozcamos los detalles ignotos de las hazañas políticas de Adolfo, o las enmiendas correspondientes a las historias que creemos conocer, su dimensión histórica quedará definitivamente documentada".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco