Menú

Condenan a ocho años de inhabilitación a la alcaldesa y al exalcalde de Gerena

Concedieron una licencia municipal "a pesar del informe desfavorable" del arquitecto. LD informó de este hecho en 2008.

(Sevilla)
2

El Juzgado de lo Penal número 12 de Sevilla ha condenado a penas de ocho años de inhabilitación especial para empleo o cargo público, y multas de 4.500 euros, al exalcalde de Gerena, Jacinto Pereira -PSOE-, los restantes cuatro concejales socialistas miembros de la anterior junta local de gobierno, -entre ellos la actual alcaldesa socialista, Margarita Gutiérrez-, y el secretario interventor del Consistorio, Juan Alfonso R.L., por un delito contra la ordenación del territorio. Los hechos fueron denunciados en abril de 2008 por Libertad Digital que publicó una serie de artículos sobre el clan Pereira en La tela de araña.

La sentencia, emitida el 17 de marzo, responde, según Europa Press, a las acciones judiciales promovidas por los concejales independientes del Ayuntamiento de Gerena, y expone que el 17 de junio de 2008, la junta de gobierno del Ayuntamiento de Gerena, entonces liderada por Jacinto Pereira como alcalde, y de la que ya formaba parte la actual alcaldesa socialista, aprobó una licencia de obras solicitada por Agustín F. G. para la reforma y ampliación de su vivienda, localizada en la calle Jilguero, en la urbanización Los Zarzalejos. La sentencia ve como hechos probados que la licencia fue concedida "a pesar del informe desfavorable del arquitecto municipal".

Don Pereirone y el PSOE de Gerena

El dominio que la familia Pereira ejerció en este municipio sevillano sirvió de referencia para imaginar cómo sería en es resto de municipios gobernados por el PSOE en Andalucía, que eran entonces más de 500 - más de la mitad de los 770-, desde 1979. El reciente caso de El Pedroso viene a demostrar el aserto principal.

En el caso que nos ocupa podemos decir que:

  • El alcalde socialista de Gerena ocultó sus intereses en la principal empresa promotora del pueblo

El alcalde socialista de Gerena-Sevilla-, Jacinto Pereira Espada, ocultó en la pasada campaña electoral municipal de 2007 las relaciones de sus yernos, de sus tres yernos, los "yernazos" como se les conoce en el pueblo, con la principal promotora de viviendas de Gerena, la sociedad Jardines de Gerena, SA.

  • La familia Pereira controlaba la tercera parte del Comité Local del PSOE de Gerena y el Ayuntamiento

La familia Pereira, formada por el alcalde socialista Jacinto Pereira Espada, alto cargo asimismo de la Diputación de Sevilla, controlaba la tercera parte del Comité Local del PSOE de Gerena y tenía dos miembros en el Ayuntamiento en posiciones decisivas.

En el Comité Local del PSOE, la familia tenía colocados a cuatro miembros: Jacinto Pereira Espada, el alcalde; su hija, Esther Pereira Benítez; su hermana, Helena Pereira Benítez y a un "yernazo", Juan Marín Mena, esposo de Esther Pereira.

Casi un 30 por ciento del Comité Local estaba en manos de la familia. Y en el Ayuntamiento, el alcalde Jacinto Pereira estuvo acompañado por su hija Esther, en un puesto clave, la concejalía de Hacienda.

  • El baile de las colocaciones

Una hermana de un yernazo en el Ayuntamiento de Gerena hasta hace poco. La otra hija del alcalde Pereira, Cristina, en el Ayuntamiento de Burguillos. La hermana de la compañera del alcalde de Burguillos en la Diputación, en un área donde manda Pereira.

Y la hermana del alcalde de Burguillos estaba de secretaria con el ex alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín. Añádase esta coincidencia: dos hijas del alcalde Pereira tienen casa comprada en Jardines de Gerena, SA, la urbanización construida por el socio de sus maridos.

  • Imputado por sepultar tesoros artísticos y arqueológicos

El alcalde socialista de Gerena, Jacinto Pereira Espada, hasta hace unos años vicepresidente de Prodetur, Sociedad Instrumental de Desarrollo y Turismo de la Diputación de Sevilla y luego vicepresidente del Organismo de Asistencia Económica y Fiscal de la misma, declaró en 2009 durante dos horas en el juzgado número 9 de Sevilla ante el juez Juan Jesús García Vélez, en las diligencias previas 7117/08-P, en calidad de imputado por los presuntos delitos contra el patrimonio histórico, daños y receptación.

Entre los hechos denunciados destacan haber cubierto con hormigón sin autorización dos cementerios, uno romano y otro musulmán, para edificar sendas urbanizaciones y haberse apropiado indebidamente de objetos de gran valor arqueológico.

Además, fueron citados a declarar uno de los yernos del alcalde, Lucas Amores, casado con Helena Pereira Benítez; el representante de la mayor inmobiliaria que ha existido nunca en Gerena, Jardines de Gerena, SA, Vicente Moreno Madrona y un contratista de la misma y vecino de El Puerto de Santa María, Julio Jaraba Moya. Los hechos fueron denunciados en la Fiscalía de Sevilla que consideró que pudiendo ser los hechos recogidos en la denuncia constitutivos de delito contra el patrimonio histórico, daños y receptación acordó Interponer denuncia ante los Juzgados de Sevilla.

  • El caso de la lápida visigoda

El Museo Arqueológico de Sevilla quería habilitar una Sala Visigoda en sus estancias de visita y añadir una vitrina dedicada a Gerena donde esas dos lápidas, de un valor importante, podrían haber tenido la relevancia necesaria. Pero a pesar de los esfuerzos de Fernando Fernández, director del Museo, Jacinto Pereira Espada, por entonces profesor de Instituto en Gerena, se negó a entregarlas aduciendo que esas piezas iban a formar parte de un futuro museo propio en Gerena. De eso hace más de 20 años y las lápidas seguían estando, al parecer, en poder del entonces alcalde socialista de Gerena sin que se haya construido Museo local alguno.

Según la versión aceptada por el Partido Independientes por Gerena, el alcalde de Gerena, tiene en su poder estas dos lápidas de mármol halladas en Gerena, una de 30 cm de anchura por 26 cm del altura y la otra de 31 cm de altura por unos 15 cm de ancho.

Se trata de lapidas cristianas datadas entre los siglos VII y VIII. La primera copia versos del epitafio de Chindasvinto y estaba en posesión del cura-párroco de Gerena, José Salguero Roldan, al objeto de sellar la cripta de la Iglesia en sustitución de la original que se había fracturado al abrir la cripta. Cuando Jacinto Pereira Espada tuvo conocimiento de que la pieza se encontraba en la Iglesia, se la pidió al párroco, con el pretexto de llevarla al Museo Arqueológico de Sevilla, para su estudio y valoración, sin que hasta la fecha de hoy haya sido devuelta a la parroquia.

De la otra lápida, el dato más interesante es la fecha de su inscripción, que corresponde al siglo VII concretamente al año 662 D. C. -Era 700-. Estaba en poder de Juan Fernández Mayo, vecino de Gerena, quien asimismo, se la entregó a Jacinto Pereira Espada, que se la pidió con el mismo objeto que la anterior y que tampoco ha sido devuelta hasta el día de hoy.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios