Menú

El 112, a la madre de la niña fallecida en Treviño: "Médico no podemos enviar"

Las quejas de la familia sobre la negativa del Servicio de Salud Vasco a enviarle atención médica por una cuestión territorial eran acertadas.

0

La conversación entre el 112 y la madre de la niña de tres años de Treviño, Anne Ganuza, que falleció tras una complicación de la varicela, muestra que las quejas de la familia sobre la negativa del Servicio de Salud Vasco a enviarle atención médica por una cuestión administrativa y territorial eran acertadas, según informa El Mundo.

Tras enterarse de que residían en La Puebla de Arganzón, un pequeño municipio del condado, la coordinadora de Emergencias de Vitoria dijo a la madre de Anne que "nosotros desde aquí médico no te podemos enviar". Cabe recordar que el consejero de Salud vasco, Jon Darpón, atribuyó lo sucedido exclusivamente a una mala valoración médica por parte de la profesional del 112.

Según la documentación oficial del Osakidetza, solicitada por el juzgado de Vitoria que investiga la negligencia médica tras una denuncia de la familia e incorporada al expediente interno abierto por el servicio vasco de Salud, la secuencia entre la médico del 112 y la madre de Anne es así:

-¿Y estás en La Puebla?
-Sí.
-Vale. Y eso es... ehhh. A ver, pero eso es Treviño me parece, ¿no?
-Sí, eso es.
-Claro es que (…) tendrías que llamar a Treviño, porque ha entrado la llamada aquí en Vitoria (…).
-No, claro, es que a nosotros nos están atendiendo en Vitoria.
-Ya, pero os están atendiendo en Vitoria, pero ahora mismo, médico de Urgencia, eso os corresponde Treviño. Os corresponde Treviño. Nosotros desde aquí médico no te podemos enviar.

En los cinco minutos y 36 segundos que dura su conversación con el 112, la madre no llega a pedir una ambulancia, pero también es cierto que la coordinadora de Emergencias incidió en reiteradas ocasiones en su vecindad administrativa y quedó con ella en que la pequeña sería atendida por un facultativo de guardia de Treviño. Éste decidió girar una visita a domicilio a la niña, pero al llegar no encontró ya a nadie en la casa porque los padres habían salido apresurados y con sus propios medios hacia las Urgencias de Vitoria.

La profesional del 112 que atendió la llamada ha sido expedientada por Osakidetza. El error, según explicó Darpón al comunicar esta decisión en el Parlamento vasco, fue que la médico "no valoró adecuadamente la información recibida y ello ocasionó que no se movilizara el recurso oportuno". Es decir, insistió en que fue exclusivamente una mala valoración médica, cuando el 112 conocía, como demuestran las grabaciones de la llamada de la madre, la gravedad de la niña.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia