Menú

"Para ir rápido puede ser mejor andar solo, pero para llegar lejos, mejor bien acompañado"

El presidente participó en el mismo foro empresarial que Mas, pero no se cruzaron.

Libertad Digital
38
Mariano Rajoy, durante su intervención | EFE

El presidente del Gobierno dijo este jueves que la "marca España" sufrió un "duro golpe" con la crisis, pero que la recuperación económica "nos está devolviendo rápidamente el reconocimiento internacional".

Mariano Rajoy clausuró este jueves en Barcelona el XV aniversario del Foro de Marcas Renombradas de España (FMRE) poco después de que interviniera el presidente catalán, Artur Mas, con el que no coincidió.

Rajoy destacó el carácter abierto de Barcelona, su "pluralidad" y dijo que es un "escaparate de tolerancia". Barcelona es "un espejo de nuestro país donde se ven reflejadas nuestras mejores cualidades, atractivos y talentos".

Las ventajas de la unidad estuvieron constantemente presentes en su discurso. "Trabajando codo con codo administración y empresas llegamos mucho más lejos". "Para ir rápido puede ser mejor andar solo, pero para llegar lejos es mejor ir bien acompañado", dijo en clara referencia al proceso separatista.

"El Gobierno es consciente" de que el mundo en el que vivimos tiende "a la desaparición de fronteras", aseguró y añadió en "encerrarse en sí mismo y permanecer inmóvil son ingredientes seguros para el fracaso". Para el jefe del Ejecutivo, ganar tamaño es clave del éxito y si alguien quiere recorrer la senda contraria debería explicar el coste de ello, aunque no ha citado expresamente en ningún momento al presidente de la Generalidad.

En el plano empresarial, Rajoy ha dejado también algunos mensajes con doble lectura. Sobre los "deberes" de las empresas. "Las empresas deben hacer los deberes", decía el presidente, "pero el país en su conjunto debe proyectar una imagen de seriedad y de profesionalidad en el mundo", añadía. Además, destacaba que precisamente, "desde el exterior" comienzan a reconocer los "esfuerzos realizados".

En este punto, Rajoy repitió su letanía habitual basada en el reconocimiento exterior a las reformas llevadas a cabo en España, además de su referencia a la prima de riesgo, que "se ha reducido una cuarta parte de lo que estaba en 2012". Sin embargo, recordaba también que "el trabajo no puede estar terminado porque tenemos en España cinco millones y medio de personas que quieren trabajar y no pueden".

Entre las cifras que ha ofrecido ha sido la de que "España va a crecer por encima del 1%" este año y que en 2015 creceremos "por encima del 1,5%". En cuanto al empleo, ha expresado su confianza en que a finales de 2015 habrá "en España menos parados de los que había en 2011".

Para lograr estos éxitos, ha propuesto que "nuestra economía" se apoye en "el modelo de éxito de nuestras marcas para que redunde en el crecimiento de nuestra economía y en el prestigio de nuestra identidad como país, de nuestra marca España".

Para aprovechar esta "oportunidad única" para situarnos "a la vanguardia" de las grandes marcas, la receta de Rajoy es clara: "sumar energías y sumar gente" porque "seguir viviendo juntos en un país próspero de norte a sur" es fundamental. El potencial de España, decía Rajoy, con "todos juntos, no conoce fronteras"

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios