Menú

Los antidisturbios piden más ceses por el 22-M y el único destituido podría ir a Chile

La UIP de Madrid ya tiene nueve jefe, con casi quince años de experiencia como antidisturbios y una Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo.

20
La UIP de Madrid ya tiene nueve jefe, con casi quince años de experiencia como antidisturbios y una Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo.
Cosidó, con uno de los escudos destrozados el 22-M. | Archivo

El enfado en la Unidad de Intervención Policial (UIP) del Cuerpo Nacional de Policía por los errores cometidos por sus mandos durante el dispositivo policial organizado con motivo de las marchas de protesta del 22-M, en el que resultaron heridos 67 agentes, no ha menguado tras la destitución el pasado miércoles del Jefe de la UIP de Madrid, el inspector jefe Francisco Javier Virseda, uno de los mandos que dirigió el operativo de aquel día a pie de calle.

Este lunes, casi un centenar de agentes se ha concentrado junto a la puerta del complejo policial de Moratalaz, sede de la unidad, para exigir también la destitución del Jefe de las Unidades de Intervención Policial (UIP) a nivel nacional, José Miguel Ruiz Igurquiza, y del Comisario General de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona. Ambos estuvieron junto al destituido dirigiendo el operativa durante aquella jornada.

Contra estos dos mandos policiales, junto al destituido, hay en estos momentos dos querellas en los tribunales, por el Sindicato Independiente de Policía (SIPE) y por la Alternativa Sindical de Policía (ASP), en las que se les acusa de supuestos delitos como "omisión del deber de impedir delitos" (artículo 450 del Código Penal), delito de "denegación de auxilio" (articulo 421 del Código Penal) y "lesiones en su modalidad de comisión por omisión" (articulo 147 y siguientes del Código Penal).

Los antidisturbios congregados mostraron también su malestar por dos cuestiones. La primera, la celeridad con la que los médicos han intentado que los agentes heridos en el 22-M vuelvan al trabajo activo. El pasado miércoles, el director de la Policía, Ignacio Cosidó, cifró únicamente en siete los policías que todavía estaban de baja. Los agentes critican que a algunos se les dio de alta cuando todavía tenían dolores y lesiones pendientes de curar.

Por otro lado, otra de las críticas se centraban en la posibilidad de que el único destituido, Francisco Javier Virseda, sea destinado en próximas fechas, en las que saldrán nuevos destinos como agregados o consejeros de Interior en embajadas y representaciones diplomáticas españolas, a uno de estos puestos, exactamente, a la embajada de Chile, donde exjefe de la UIP de Madrid pasaría a percibir un salario cercano a los 15.000 euros mensuales.

Nuevo jefe de la UIP de Madrid

Por otra parte, la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Madrid ya tiene nuevo jefe. Se trata del inspector jefe Javier Orcaray Fernández, que tiene casi quince años de experiencia en unidades antidisturbios (como coordinador y jefe de grupo) y que desde hace dos años venía ocupando el puesto de jefe de gabinete del jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández Díez.

Orcaray fue condecorado en 2008 con la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo, el máximo galardón policial, con derecho a pensión, después de ser gravemente herido durante los disturbios que se produjeron el 18 de octubre de 2007 en la Cañada Real Galiana de Madrid, cuando las Fuerzas de Seguridad protegieron el derrumbe con excavadoras de varias viviendas ilegales en esta zona de la capital.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios