Menú

Los cinco fallecidos del microbús sufrieron lesiones por un "impacto de alta energía"

Cuando los servicios de emergencias llegaron al lugar del accidente no pudieron hacer nada por los cinco chicos fallecidos. No soportaron el impacto.

7
Cuando los servicios de emergencias llegaron al lugar del accidente no pudieron hacer nada por los cinco chicos fallecidos. No soportaron el impacto.
Funeral por los cinco menores menores de Monterrubio de la Serena fallecidos el jueves en accidente de tráfico | EFE

Los restos del microbús accidentado el pasado jueves en Badajoz presentan importantes daños en la zona frontal, pero tanto los techos como la mayor parte de las ventanillas aguantaron el impacto. En un pequeño examen visual de los restos se aprecia escasa incidencia en la zona de los asientos del microbús, donde iban los 15 niños. El único asiento con daños significativos es el que está situado junto a la puerta delantera derecha, que quedó muy dañada por el impacto con la pala de la retroexcavadora.

Pese a que aún falta por conocer el resultado de las autopsias que se hayan practicado, los servicios sanitarios que atendieron a los heridos en el siniestro, estiman que la causa más probable de la muerte de los chavales es una "parada cardiorrespiratoria traumática".

Según ha explicado a Libertad Digital el portavoz de la Cruz Roja en Extremadura, Jesús López Santana, en un accidente de tráfico las víctimas sufren un "impacto de alta energía", es decir, que al frenar bruscamente el vehículo en el que viajan, no sólo reciben lesiones por golpes con asientos o ventanas, sino que también se producen heridas internas al producirse desplazamientos bruscos de los órganos internos con el impacto. Intestinos, e incluso el cerebro se golpea interiormente pudiendo provocar hemorragias o heridas más graves que pueden terminar provocando la muerte.

Así, "cuando tenemos un accidente como este u otros en los que, por ejemplo, una persona cae de una gran altura, se suele producir un paro cardiorrespiratorio provocado por las lesiones externas e internas que se derivan del impacto de alta energía. No obstante, la causa real de la muerte la determina el forense".

Funeral

Finalmente, este sábado cerca de 2.000 personas han dado el último adiós a estos cinco jóvenes de entre 12 y 15 años que dejaron su vida en la carretera. Muchos jóvenes de la edad de los fallecidos, entre los que estaban algunos de los heridos en este mismo accidente, visiblemente afectados, han acudido a este funeral, en el que Cruz Roja ha atendido a varias personas por crisis de ansiedad o lipotimias.

Precisamente Jesús López Santana señalaba a Libertad Digital que en accidentes de esta entidad es preceptivo habilitar ayuda psicológica para los familiares, y así lo hicieron en este caso montando una carpa con asistentes para recibir a las familias de los heridos y fallecidos.

El funeral ha estado oficiado por el arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago García Aracil, al que ha acompañado el arzobispo emérito, Antonio Montero, y se ha prolongado hasta cerca de las 12:00 horas, cuando multitud de vecinos que estaban dentro y fuera del polideportivo han dado el pésame a las familias de los fallecidos.

El momento más emotivo de la jornada ha sido la salida de los féretros del polideportivo pasadas las 13:00 horas de este sábado. A la salida, los ataúdes pasaron por un pasillo que les realizaron los jugadores del equipo de fútbol de Herrera del Duque, los chicos con los que jugaron el partido la tarde del accidente, tras el que cogieron el minibus con destino a su pueblo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios