Menú

La Guardia Civil restituye al hijo de Tejero y le destina de inmediato a otro puesto

El Instituto Armado cumple con la sentencia judicial para trasladarse de un puesto operativo a uno burocrático.

23

El teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero Díaz, hijo del exteniente coronel Antonio Tejero Molina, quien encabezase la incursión armada en el Congreso de los Diputados durante el golpe de Estado del 23-F, no volverá, de momento, a su puesto como máximo responsable operativo del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) número 1 del Instituto Armado, que tiene su sede en la localidad madrileña de Valdemoro.

El Juzgado Central Contencioso-Administrativo número 6 de la Audiencia Nacional había ordenado este martes a la Guardia Civil que de forma cautelar le restituya en su puesto mientras se resuelve el contencioso administrativo pendiente por su destitución del cargo. Y es que el hijo del militar golpista había alegado que su actual situación de "activo pendiente de destino" le suponía una disminución en su salario de 1.500 euros mensuales y afectaba también a su unidad familiar.

La Guardia Civil, una vez conocido el auto del juzgado, le ha restituido en su puesto como jefe del GRS número 1 pero, según han informado fuentes del Instituto Armado a Libertad Digital, con la misma fecha, se le ha destinado en comisión de servicio a un puesto vacante en la Subdirección General de Apoyo de la Guardia Civil, por lo que en la práctica no volverá a ocupar el puesto del que fue destituido por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el pasado mes de marzo.

La Subdirección General de Apoyo es la estructura del Instituto Armado encargada de la dirección, coordinación y gestión de los recursos financieros y del desarrollo de la política de recursos materiales. Está bajo la dirección de un Teniente General de la Guardia Civil.

El ministro de Interior destituyó el pasado 17 de marzo al teniente coronel Antonio Tejero Díaz después de que se conociese que había organizado sin autorización de sus superiores una comida el 18 de febrero en la sede de los Grupos de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil en Valdemoro a la que invitó a dos de los implicados en el golpe de Estado del 23F: su padre, Antonio Tejero Molina, y el excapitán también condenado Jesús Muñecas Aguilar.

Además, se daba la circunstancia de que el 23 de febrero también se cumplía el cuarto aniversario de su nombramiento como jefe del GRS número 1, pues en esa misma fecha fue nombrado para el cargo por el anterior director general de la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, estando entonces Alfredo Pérez Rubalcaba como ministro del Interior.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios