Menú

Soraya Rodríguez se descarta para la tercera vía que piden en el PSOE

En el PSOE preocupa el rumbo que ha tomado la sucesión de Rubalcaba. Soraya Rodríguez se descarta: "Nunca lo he meditado".

15

Desmentido tajante. La portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez ha negado las informaciones que la situaban como posible candidata a la secretaría general del PSOE. La socialista ha dicho que nunca lo ha meditado y ha dicho que "ni he estado, ni estoy en la carrera por la secretaría general del partido".

Ahora bien, reconoció que "es cierto que en la última semana he recibido llamadas de compañeros que me han animado a dar el paso. Yo a ellos les agradezco la confianza. Pero le he dicho lo que les he dicho a ustedes, ni he estado ni estoy en la carrera por la secretaría general".

En el Tribunal Constitucional, donde acudía a recurrir la reforma de la justicia universal, la portavoz parlamentaria no quiso pronunciarse en favor de ninguna de las dos candidaturas con más peso, Eduardo Madina y Pedro Sánchez, ni siquiera para apoyar a quien todavía es su número dos en el Congreso de los Diputados. "Si me permite queda tiempo. Hay algunos que ya han anunciado que se presentarán. Hay un proceso abierto y es el momento de escuchar a los militantes. Los que tenemos responsabilidades políticas, tenemos que ser muy responsables y dar la voz y el voto a los militantes".

La "tercera vía"

El paso atrás que no lo es responde a los movimientos que los cargos medios y altos del partido dan en dos direcciones: por una parte, hacerse notar de cara a dejar claro que "los que tenemos responsabilidad tenemos mucho que decir; y por otra parte, "desde que se retiró Susana Díaz, se trabaja por una tercera vía sólida", según confirman fuentes de la dirección a Libertad Digital, ante "la preocupación" que existe porque la peor crisis del PSOE se resuelva con dos jóvenes sin experiencia comparable a quienes hoy abandonan el partido.

Más aún, cuando la Ejecutiva saliente en el mes de julio ni ha sabido ni ha podido resolver la enorme crisis interna que se viene arrastrando desde hace dos años, con su consecuente sangría electoral y bajas de militantes.

En este sentido, la preocupación radica en el temor a "una Sevilla 2", la reedición del 38 Congreso en el que Rubalcaba ganó a Chacón y en el que "el partido salió partido en dos. Una enorme fractura, una herida que no hemos sabido resolver. Esto no nos puede volver a pasar".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios