Menú

Rajoy, ante la polémica por el aforamiento: "Todo esto no tiene ningún sentido"

Para el presidente del Gobierno, "40 años de servicio al Estado debería debe equipararse, al menos, con todos los diputados autonómicos".

39
Para el presidente del Gobierno, "40 años de servicio al Estado debería debe equipararse, al menos, con todos los diputados autonómicos".
Rajoy, en la sesión de control al Senado | EFE

A ojos del presidente del Gobierno, el aforamiento de don Juan Carlos es "razonable, justo y sensato". Y de ahí que mostrara su hastío por una polémica que, a juicio de su gabinete, ha alimentado el PSOE con su abstención. El debate "no tiene ningún sentido", se lamentó Mariano Rajoy en los pasillos del Senado.

El hecho de que Rajoy se parara ante los informadores ya es más que llamativo. Y lo hizo no sólo para hacer una defensa del Rey abdicado, sino también -y principalmente- para justificar su futuro estatus jurídico. "Cuarenta años de servicio al Estado deben equipararse, al menos por ejemplo, con todos los diputados de los parlamentos autonómicos que también están aforados", destacó no sin cierta frustración.

En privado, la Moncloa reconoce las "prisas" por proteger a don Juan Carlos. Pero "esto teníamos que solucionarlo y cuanto antes mejor", según las fuentes consultadas. Y, en este sentido, varios ministros lamentaron la posición del PSOE. "Mienten cuando dicen que no han sido informados y consultados. Se amparan en las formas, pero el problema es el fondo y su giro a la izquierda", en voz de uno de ellos, en conversación informal también en la Cámara Alta.

Rajoy se amparó en que en España "hay miles de personas" aforadas para dar por lógica la protección del todavía Rey. Es "lo normal", en su opinión, ya que "será juzgado en cualquier caso", aunque por el Tribunal Supremo.

"He tomado una decisión y la he tomado contando con el apoyo de mi partido y con muchísima gente fuera", sentenció. Dentro del Hemiciclo, Alberto Ruiz Gallardón -apartado del núcleo de decisiones en todo lo referido al relevo en la Corona- echó el resto: el aforamiento de don Juan Carlos "no es en su beneficio" sino "en beneficio de la dignidad de España".

El objetivo, según expuso el titular de Justicia, es "evitar que nadie pueda intentar con un propósito de desprestigio de las instituciones convertir determinadas iniciativas de carácter legislativo en un instrumento para hacer daño a un país que ha acreditado estos días con el proceso de sucesión que es un Estado de derecho", informa EFE. Y, ante las acusaciones de Jesús Enrique (IU), recordó que ninguna formación ha planteado propuesta alguna para modificar el sistema de aforamientos.

La salud de la democracia

Ya en la sesión de control, el jefe del Gobierno apeló a defender la salud de la democracia y las instituciones. "Es bueno que no demos pábulo a discursos que hacen algunos desde posiciones radicales y extremistas que no se corresponden con lo que está sucediendo en nuestro país", afirmó, sin dar más detalles. José Montilla, de Entesa, le acusó de no hacer "el mínimo esfuerzo de consenso" y tener una agenda legislativa "que hace retroceder avances que parecían fuera de toda duda".

El presidente hiló la "salud de la Constitución" con la sucesión en la Jefatura del Estado. Se ha resuelto apenas en 15 días, dijo, "y no ha habido ningún problema". "Esta es una democracia avanzada, como pocas hay en el mundo, con un sistema de derechos y libertades. Es lo que se trata de preservar. ¿Qué hay cosas que se pueden mejorar? Sin duda, para esto estamos nosotros y ustedes", argumentó, para rematar: "ponerlo en tela de juicio no conduce a ninguna parte".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation