Menú

La Fiscalía acusa al juez Castro de hacer "encaje de bolillos" para llevar a juicio a la infanta Cristina

En pocas horas, Horrach ha contestado a Castro con un recurso plagado de críticas. Lo acusa de haber hecho una instrucción "a la carta".

136

La Fiscalía Anticorrupción ha recurrido en 24 horas ante la Audiencia Provincial de Baleares el auto por el que el juez José Castro cerró la instrucción del caso Nóos y acordó mantener la imputación de la Infanta Cristina.

En el recurso, un escrito de 63 páginas al que ha tenido acceso Libertad Digital, el fiscal Pedro Horrach acusa al magistrado haber llevado a cabo una instrucción "a la carta" y haber practicado investigaciones "contradictorias" en torno a la hermana del rey Felipe VI "a modo de encaje de bolillos".

En un duro recurso, Horrach acusa al titular del Juzgado de Instrucción número 3 de hacer sobre la Infanta "un juicio de valor basado en meras conjeturas: doña Cristina de Borbón es culpable, no se sabe bien de qué, para a continuación emprender una intensa prospección para ver si se la pilla en un renuncio".

El fiscal Anticorrupción acusa a demás a Castro de haber rozado la prevaricación, es decir, de haber dictado resoluciones injustas a sabiendas de que lo son, al señalar que el instructor primero quisó imputar a la infanta y luego buscó la manera de hacerlo: "Cuando el puerto de destino está determinado antes de iniciar la investigación, basado en meras conjeturas, contamina de tal forma la marcha exploratoria que la convierte en un itinerario inamovible, en el cual los parámetros de imparcialidad, objetividad y congruencia que deben presidir cualquier actuación judicial quedan relegados", subraya Horrach.

El representante del Ministerio Público arremete contra el magistrado por haber llevado a cabo "una instrucción inversa, presidida por un credo y no por la sana guía de la "duda".

Arremete contra los medios

Pedro Horrach considera que esto se debe a la "contaminación judicial por la influencia de los medios de comunicación". El fiscal insinúa que el juez Castro se ha dejado llevar por la influencia de los medios a la hora de enviar al banquillo a la infanta: "La inevitable y deseable permeabilidad social a la que esta sometido el Juez, las decisiones judiciales han de abstraerse de las influencias derivadas de los denominados "juicios paralelos" y de las "conjeturas" que, sin apoyo fáctico alguno, nutren a menudo los medios de comunicación".

En esta misma línea, el representante del Ministerio Público acusa a Castro de verter "insinuaciones" que considera "un claro exponente de deriva judicial, consecuencia de interferencias mediáticas que elevan a la categoría de dogma la parodia de funcionarios sometidos al poder gubernamental.

Y ello porque, ironiza, "la realidad 'no vende' y la adopción de decisiones fruto del simple ejercicio profesional, sin el aditamento de intrigas o maquinaciones ficticias, resulta anodino a efectos comerciales".

Según el representante del Ministerio Público durante la instrucción de esta causa "se ha tomado declaración a cientos de testigos vinculados laboral o comercialmente con el Instituto Nóos y Aizoon S.L sin que se haya puesto de manifiesto una mínima participación de Doña Cristina de Borbón en la gestión de la mercantil de la que es socia. Dicha circunstancia, fundamental  para  valorar  si  la actividad  de  la  anterior  traspasaba  su  mera  condición  de  partícipe  inversionista,  se omite por el Instructor. Es decir, se desprecian indicios de notable fuerza exculpatoria".

Se excluye así mismo referencia alguna a los "miles de correos electrónicos" incorporadas a la causa que acreditan que "en la gestión administrativa, comercial, laboral, fiscal, contable y  financiera  de  Aizoon SL  no intervenía Cristina de Borbón", añade el fiscal.

Para Pedro Horrach "el instructor construye un andamiaje probatorio, con una falsa apariencia de solidez" para imputar a la infanta.  "Cuando  se revisan  los  anclajes  de  dicha  estructura  se  revela  tal  inconsistencia  que  una leve brisa lo desmorona", apostilla.

"Ignorancia deliberada"

Además, el fiscal añade que "las deducciones no se convierten en verdad por la cualidad de quien las realiza, sino por la calidad de los indicios que las sustentan y su propia potencia lógica intrínseca. A los actos de fe se recurre, afortunadamente con nulo o escaso éxito, cuando no hay elementos racionales y objetivos a mano".

"El uso de la doctrina de la ignorancia deliberada para justificar la persecución de conductas atípicas constituye un recurso "taimado", una vía de escape a una espiral inquisitiva alimentada de meras sospechas", concluye el representante de Anticorrupción.

Por otro lado, Pedro Horrach señala que "la aplicación de la Ley debe ser igual para todos". "Lo afirmo porque aún no he encontrado caso alguno, tras consultar criterios jurisprudenciales, en que se impute un delito contra la hacienda pública por cooperación necesaria en el fraude fiscal en el IRPF de su cónyuge, por el simple hecho de compartir participaciones sociales de una mercantil. Ni de imputación por blanqueo de capitales por el hecho de realizar gastos personales con cargo a la mercantil en la que participa en condición de socio y cónyuge", mantiene en referencia a la infanta Cristina.

Pedro Horrach ha acudido pasadas las 9:30 horas a los Juzgados de Vía Alemania de Palma, donde ha interpuesto su recurso de apelación, que será elevado al tribunal de la Sección Segunda de cara a su resolución.

Recurso exprés

En declaraciones a los medios al entregar el recurso, presentado sólo unas horas después de que se diera a conocer el auto de Castro, Horrach ha expresado su confianza en que la Audiencia de Palma atenderá su recurso.

El fiscal ha declarado que preparar su argumentación sobre la inocencia de la infanta "ha sido fácil", porque "desde hace tiempo las resoluciones judiciales estaban encaminadas" a la imputación.

"Era previsible el contenido de la resolución judicial", ha incidido el fiscal, que en su réplica expone "básicamente la falta de elementos incriminatorios contra doña Cristina de Borbón" y también argumenta contra el delito fiscal que el juez atribuye a Ana María Tejeiro, esposa de Diego Torres, exsocio de Urdangarin.

Horrach, que ha lamentado no haber podido saludar esta mañana a Castro, que no se encontraba en su despacho cuando ha ido a entregar el recurso, ha puesto el acento en que no será el instructor sino la Audiencia Provincial quien determine si la hermana del Rey se sienta en el banquillo. "Decidirá lo que tenga a bien", ha apuntado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios