Menú

La Monumental se prepara para un posible futuro como mezquita

La comunidad musulmana de Cataluña insiste en que el proyecto ya está diseñado y que sólo falta que Qatar admita que participen constructoras locales.

0
La comunidad musulmana de Cataluña insiste en que el proyecto ya está diseñado y que sólo falta que Qatar admita que participen constructoras locales.
Las obras en la Monumental | LD

La familia Balañá y el alcalde de Barcelona mantienen el mutismo en torno al futuro de la Monumental de Barcelona tras la filtración de que la plaza de toros podría acoger la que sería la mayor mezquita de Europa y la segunda del mundo. Se remiten a un desmentido que en vez de zanjar la cuestión ha desatado toda clase de especulaciones y un encendido debate ciudadano. En ese contexto, la plaza, que hasta ahora permanecía en un estado de semiabandono a pesar de contener un museo taurino en su interior, ha emprendido obras de mejora y restauración en sus dañadas cúpulas.

La comunidad musulmana radicada en Cataluña, de la que partió la noticia de que el emirato de Qatar está dispuesto a comprar la plaza e invertir dos mil millones de euros en un complejo religioso, insiste en que ya hay planos de la Monumental convertida en una megamezquita y que el escollo principal es que el Ayuntamiento presidido por el convergente Xavier Trias pretende la participación de empresas locales en las obras mientras que el emirato tiene un contrato con una sociedad alemana especializada en este tipo de operaciones arquitectónicas y urbanísticas.

El PP de Barcelona, a través de su presidente, Alberto Fernández, ha tratado infructuosamente de que el alcalde Trias y CiU accedieran a modificar el plan de usos del edificio para vetar un uso religioso. La negativa convergente a contemplar siquiera la cuestión coincide con una ofensiva nacionalista en las asociaciones de inmigrantes de países árabes y africanos para lograr su apoyo en un hipotético referéndum separatista.

Si en público prefieren no hablar, no son pocos los altos cargos de CiU y ERC que subrayan a la menor ocasión en círculos políticos y periodísticos que los musulmanes carecen de una mezquita en condiciones en la capital de Cataluña y abogan por contemplar "la posibilidad" de reutilizar la Monumental, a pesar de su cercanía a la Sagrada Familia y las dimensiones y reformas que el proyecto de megamezquita prevé, con un minarete de trescientos metros que superaría en más de 150 a los dos edificios más altos de Barcelona, las torres de la Villa Olímpica.

Dos años después de que la plaza de la Monumental albergara su último festejo taurino, las paredes exteriores habían sido pasto de los grafiteros y el aspecto general del edificio presagiaba una acusada decadencia. En las últimas semanas se habían hecho pintadas en contra de la mezquita. A día de hoy, las pintadas han sido borradas y un andamio cubre una de las cúpulas de la plaza neomudéjar.

En España

    0
    comentarios

    Servicios