Menú

La Guardia Civil repone la bandera de España en la procesión de la Virgen del Carmen en la Costa Brava

La cofradía de Llançà adornó las barcas con enseñas independentistas hasta que la Benemerita obligó a enarbolar la bandera nacional.

0
La cofradía de Llançà adornó las barcas con enseñas independentistas hasta que la Benemerita obligó a enarbolar la bandera nacional.
La Benemérita, colocando la bandera de España | Foto: germinansgerminabit (enlace en el interior)

Hasta la celebración de la festividad de la Virgen del Carmen en la Costa Brava ha sido contaminada por el proceso separatista. La Guardia Civil se vio obligada el pasado jueves a intervenir en la procesión marítima de la cofradía de pescadores de la localidad gerundense de Llançà. Un centenar de embarcaciones participó en la procesión marítima en conmemoración de la patrona de los pescadores, una "manifestación" religiosa que los independentistas quisieron convertir en una demostración más de separatismo, exclusión y sectarismo. Ningún barco lucía la preceptiva bandera española, lo que motivó la intervención de una patrullera de la Guardia Civil, que obligó al barco que comandaba el desfile a colocar en el lugar correspondiente la enseña nacional, que a partir de ese instante compartió protagonismo con la estelada, la bandera independentista con la que la Generalidad ha sustituido la "senyera" original.

No se registraron más incidentes en la procesión de la Virgen del Carmen, a pesar de la actitud desafiante de algunas de las tripulaciones.

En la barca que abría la comitiva viajaban el alcalde de Llançà, el convergente Pere Vila, el subdelegado del Gobierno en Gerona, Juan Manuel Sánchez Bustamante, y el concejal de ERC Guillem Cusí, quien advirtió a los medios locales del "incidente" y comentó que el patrón mayor, Antoni Negre, cumplió de inmediato la orden la Guardia Civil y enarboló el pabellón español. Eso sí, la bandera tuvo que lucir junto a la "estelada" y una "senyera", según recogen la web religiosa "germinansgerminabit" y el "Diari de Girona".

Según este concejal, en las demás embarcaciones hubo abucheos y gritos de desaprobación. Por su parte, la Guardia Civil se limitó a cumplir con su obligación respecto a la enseña española, tras advertir al patrón de la inconstitucionalidad de no portar la bandera, y procedió a escoltar la procesión.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD