Menú

Rubalcaba se despide: "Seré socialista hasta el fin de mis días"

"Es una despedida y no es fácil", ha dicho Rubalcaba en su último discurso como líder del PSOE. Antes, Susana Díaz ha pedido un partido unido.

69

Visiblemente emocionado, tembloroso, e, incluso, incómodo. El secretario general del PSOE ha dado este sábado su último discurso como líder del partido. Un discurso de despedida que, reconoció, "me ha costado mucho" porque en política "es mucho más fácil entrar que salir", y porque el cántabro nunca ha sido amigo de los grandes mítines, como reconocía el inicio de su discurso.

Sin embargo, sí es experto en dejar titulares redondos hasta en su último día, con una intervención que evitaba ser "testamentaria" pero que sonaba como tal. "Por ellos, por los que sufren en este país, abandono la primera línea de la política, pero nunca abandonaré mi compromiso político. Nunca es nunca. Soy socialista y seguiré siéndolo hasta el final de mis días". Prometió ser un "militante activo" de un partido en el que ingresó hace ya "cuarenta años" y que "será mi partido hasta el final de mis días", dijo Rubalcaba entre algún que otro puchero.

Ante más de 3.000 personas, dirigentes, militantes y los 1.036 delegados que votarán el domingo a la nueva dirección federal del PSOE, se mostró muy emocionado al justificar su decisión de convocar este congreso extraordinario: "Dije que nunca haría nada distinto a lo mejor para el partido. Por eso crei que lo mejor para el partido es que yo convocara este congreso extraordinario".

En el capítulo de agradecimientos, mención emotiva y destacada para sus mentores políticos, y en especial, para su "maestro" Felipe González, quien "me ha aguantado mis desvelos en los últimos dos años", pero también a Joaquín Almunia y José María Maravall. Menciones también a su actual Ejecutiva, con Elena Valenciano como número dos a quien ha agradecido su "trabajo incansable" en un duro momento para el partido y por el que ambos han "sufrido mucho juntos".

Y el cierre, para un partido al que le ha dicho: "El PSOE no me debe nada. Yo se lo debo todo al PSOE. Se lo debo todo". Interrumpido por quiebros de voz y ovaciones prolongadas del auditorio. "Le he debo lo que he hecho, le he debo lo que he sido y haber podido trabajar por mis convicciones. Así que mi último agradecimiento es para el PSOE. Para mi partido, para vosotros: los militantes, los dirigentes, para mis compañeros... sabéis que me tenéis donde esté. ¡Gracias de corazón! ¡Hasta siempre compañeros, gracias!".

Apoyo total a Sánchez

Sus primeras palabras han sido para felicitar a su sucesor, para decirle, en público, lo mismo que le ha dicho en privado desde el pasado 13 de julio desde la consulta a la militancia. "Tienes, Pedro, mi apoyo total, mi apoyo ahora y siempre como secretario general socialista, mi apoyo incondicional. Se que lo vas a hacer muy bien".

Le felicitó por su "triunfo", por "tu determinación a la hora de presentarte" y felicidades también "porque eres el primer secretario general al que han elegido todos los militantes".

La solución para Cataluña

La cuestión soberanista, y el conflicto con el PSC no quedo al margen de una intervención en la que Rubalcaba reivindicó la propuesta socialista de reforma federal de la Constitución como "la única vía para resolver el problema territorial" de España. Propuesta que dijo, no supone ni "inmovilismo" ni "ruptura", sino que se basa en el diálogo "entre quienes se sienten distintos pero quieren seguir viviendo juntos".

Tras hacer una mención especial a Pere Navarro, destacó el esfuerzo que hizo el PSOE para "encontrar un proyecto territorial" del que se sienten "especialmente satisfechos" y quedo patente en la Declaración del Comité Territorial de Granada. Dijo no saber si la propuesta del PSOE es "la primera, la segunda o la tercera vía", pero recalcó que ese modelo "se va abriendo paso" porque es "audaz" y está basado en el "pacto".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios