Menú

Los irreductibles de Pujol difunden la teoría de que se ha inmolado para salvar a los hijos

El ex molt honorable se oculta en una mansión que posee su hijo Josep en Francia; Mas y los colaboradores de Pujol, en el punto de mira judicial.

0
El ex molt honorable se oculta en una mansión que posee su hijo Josep en Francia; Mas y los colaboradores de Pujol, en el punto de mira judicial.

Pujol es un apestado y sobre la familia se cierne un sombrío panorama judicial. Algunos de los más fieles dan la espalda al patriarca, el "pal de paller", el fundador de CDC, de CiU, de TV3 y constructor de la Cataluña moderna. Hasta el pasado viernes por la noche, 25 de julio, festividad de Santiago, laborable en la comunidad catalana, Jordi Pujol caminaba bajo palio, era una indiscutida autoridad moral, un santón, un gurú y el gran referente de la catalanidad. A día de hoy, sus amigos le niegan el saludo sin contemplaciones. Xavier Trias, el alcalde de Barcelona, le retira la medalla de la ciudad y el saludo y su cuñado, Francesc Cabana, el marido de Maria Pujol, se pregunta en los periódicos catalanes qué clase de hombre es el hermano de su mujer y de qué herencia habla. El escándalo no tiene precedentes.

El grupo de los irreductibles, el círculo que aún se mantiene fiel y todavía llama president al ciudadano Pujol trata de extender la tesis de que el patriarca se habría inmolado para salvar a la familia en un nuevo sacrificio. De vivir para la patria a morir por los hijos, que al haberse dedicado el padre a la política crecieron sin un referente moral paterno. La teoría pretende salvaguardar el "patrimonio" político de Pujol, sin el que no se explica el hecho diferencial, el tortuoso experimento de la inmersión lingüística, la desespañolización de la sociedad catalana, normas como las que avalan multar a quien rotule su comercio en castellano y la exclusión social de los sectores que disienten de las leyes fundamentales del catalanismo.

El legado de Pujol, que reconocía Mas sin disimulo, es el big bang del proceso separatista, consecuencia directa de 23 años de pujolismo y destino natural del discurso de odio a España financiado con fondos públicos.

La decepción, la desolación y la perplejidad no describen el estado de choque en el que han quedado las bases separatistas. La "idea" de que Pujol se quema por la mala cabeza de algunos de sus vástagos no termina de cuajar y son mayoría los que apuestan por desterrar a Pujol, eliminar su entrada en la Enciclopedia Catalana y abrazar sin disimulo el proyecto que ya madura Josep Antoni Duran Lleida. Acaban de descubrir que Cataluña somos todos, siete millones y medio de personas, y que Pujol, contra lo que ellos mismos aseguraban, no es la encarnación de la región.

La refundación de Convergència puede ser el canto del cisne del régimen pujolista, que constituyó una losa de tales dimensiones que los siete años de tripartito fueron un homenaje al president de los carraspeos, el "avui no toca" y las lecciones de moralidad pública. No hay consenso en relación al efecto que la gran mentira puede tener en la capacidad de convocatoria de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) pero sí en que ERC se presenta como el próximo partido de gobierno en Cataluña, lo que aboca a la previsión de un endurecimiento del separatismo, a la bunkerización y al agudizamiento de la fractura social.

Entre tanto, Pujol es el nuevo Millet o aquel Javier de la Rosa que se comía un bocadillo en su celda de la Modelo. Del Círculo Ecuestre, del Círculo del Liceo y del Círculo de Economía al muro de la fama de la corrupción política y moral. Se afirma que se ha refugiado en una mansión que su hijo Josep posee en la Cerdaña francesa. Ya ha empezado su exilio, pero le queda un largo y tortuoso calvario judicial.

El pavor en Barcelona se debe a que Artur Mas, Francesc Homs, Josep Rull y los que mandan en Convergència y en la Generalidad sabían como mínimo lo del 3% de Pasqual Maragall en el parlamento catalán y se encuentran bajo la lupa judicial. Ya lo estaban a cuenta del caso Palau de la Música de Félix Millet y la "fuga" de Pujol sugiere nuevas líneas de investigación sobre beneficiarios, cómplices, colaboradores necesarios, intermediarios y el resto de categorías relacionadas con el cohecho, la prevaricación y la cleptocracia.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD