Menú

Marhuenda desolado con Pujol: "Siento bochorno, le respetaba"

La prensa se va de vacaciones mucho más tranquila después de la reunión Mas y Rajoy porque no hubo ningún acuerdo pero tampoco llegaron a las manos.

20

El Mundo ve siempre el lado negativo y dice que "Mas se enroca y amenaza con una movilización espectacular". Dice la redactora Marisa Cruz que todo fue como estaba previsto. Nadie se apeó del burro. Artur Mas "enrocado en su pulso", consulta, consulta, consulta y Rajoy "amarrado a la Carta Magna", que no, que no y que no. "Parece una boutade de quien se encuentra más acorralado que nunca, ve cómo se acerca el momento crucial de su carrera política y no tiene cartas para mantener el órdago que ha lanzado", dice Casimiro García Abadillo. Según el director de El Mundo, otro síntoma de la "debilidad de Mas es que amenaza con una movilización espectacular el 11 de septiembre". ¿Otro numerito de banderitas y cánticos? Puaf, los tenemos ya más que vistos, a ver si le echan un poquito de imaginación y se inventan otra cosa.

El País está como unas castañuelas. "Sigue la pugna por la consulta, pero se abre una fase de diálogo". A saber qué entiende El País por diálogo. Explica Anabel Díaz que es que "aunque el líder catalán insistió en que tiene previsto convocar una consulta de independencia, admitió que hay un diálogo abierto en el resto de asuntos". Sí, creo que hablaron largo y tendido de dónde iban a pasar las vacaciones. La cuestión es que "Mas le entregó a Rajoy un documento con 23 peticiones para negociar" y en este gesto ve El País un "cambio cualitativo en la actitud de Mas". Dice el editorial que "se aplaza lo más difícil. No era realista pensar en una marcha atrás del presidente de la Generalitat", pero los de El País, que son muy listos, creen que "a juzgar por las explicaciones de Mas, ha ocurrido lo que los empresarios y los sectores más dialogantes de Cataluña y del conjunto de España -entre los que ocupa un lugar destacado El País, aunque no lo digan por esa modestia que les caracteriza- pedían que sucediera. La cuerda no se ha roto y le toca al Gobierno dar respuesta, entre otras, a la cuestión de facilitar liquidez". Así que, hala, a aflojar la gallina otra vez. Y es que dice El País que "los empresarios, los agentes sociales y parte del nacionalismo", o sea, los dialogantes, "consideran que la explosión independentista catalana podría apaciguarse si el gobierno hiciera concesiones en materia lingüística y económica". Pues para los dialogantes no sé, pero esto en mi tierra se llama chantaje. No sé cómo lo llaman los dialogantes. Y si no se quedan satisfechos con esto, Xavier Vidal-Folch tiene otra idea. "Algún tipo de consulta" podría calmar a la fiera. Josep Ramoneda, más Cro-Magnon y menos dialogante no se anda por las ramas. "Cuántas pesadeces nos ahorraríamos con un simple referéndum". Y dinero, por lo que veo.

La Razón dice tajante: "No habrá consulta ilegal". También este periódico ve con buenos ojos la reunión. "Rajoy y Mas retoman el diálogo sobre lo que interesa a los catalanes, no sobre planes ilegales", dice el editorial. Marhuenda no levanta cabeza con Pujol, está desolado. Desde el sábado pasado no puede escribir de otra cosa. "El referente ético del nacionalismo y símbolo del proceso soberanista ha quedado reducido a un defraudador, un mentiroso y el tiempo nos dirá si el capo de una trama corrupta (...) es realmente triste. Lo escribo como uno más de los millones de catalanes que nunca imaginaron que Pujol pudiera ser un corrupto (…) Le respetaba. Hoy siento bochorno como catalán". Venga Marhuenda, hombre, tienes que sobreponerte, la vida sigue.

ABC dice que ni diálogo, ni negociación, ni leches. "Rajoy reitera a Mas que la unidad de España es innegociable". "La Moncloa no fue más que un escenario del callejón sin salida en que el presidente catalán se ha introducido temerariamente, por su propia decisión de emprender un proceso independentista. No conviene crear la apariencia de que este encuentro se ha abierto una puerta al acuerdo". Y esa chorrada de que por fin se ha hablado de infraestructuras y financiación, en fin. "Si algo han hecho todos los gobiernos centrales y el catalán desde hace más de treinta años ha sido, precisamente, negociar sobre inversiones, impuestos e infraestructuras, y entregar al nacionalismo el sistema educativo y el modelo lingüístico". Les das la mano y te toman el hombro. "Esta vez la deslealtad no debe ser premiada". Y se pone en jarras. "Si la única opción ha de ser la confrontación democrática contra el separatismo, el gobierno tendrá plena legitimidad política y constitucional para llevarla a acabo". Entre estas vías de confrontación democráticas cita varios tribunales, y tal y tal, que ya sabemos todos que en Cataluña se lo pasan por el forro. Así que "el Estado tiene el deber de cortar el uso de competencias por parte de la Generalitat de Cataluña en contra del interés nacional. Hay que poner fin al chantaje sin nuevas contraprestaciones". Interesante. ¿Estará ABC hablando de suspender la autonomía?

La Vanguardia es otro a los que se les llena la palabra de diálogo. "Rajoy y Mas se abren al diálogo sin ceder en la consulta del 9-N". Se ha "restaurado el diálogo entre ambos", dice el editorial. "Nadie esperaba que ayer hubiera habido acuerdo o acercamiento" sobre la consulta, "pero en cambio han abierto un proceso de diálogo y de negociación". "Sería recomendable que, en la nueva etapa abierta de diálogo, ambos hicieran un esfuerzo para negociar una salida pactada". ¿Por qué lo llaman diálogo cuando quieren decir extorsión?

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Marhuenda 'apuñala' a Rajoy
    2. Alarma entre los contribuyentes de Madrid por la posible subida de Sucesiones: "Es la ruina por decreto"
    3. Llarena retira la euroorden: rechaza la entrega de Puigdemont sólo por malversación
    4. Casado exhibe un aluvión final de apoyos y Santamaría dice que está escorado a la derecha
    5. El Chelsea rebaja sus pretensiones por Hazard
    0
    comentarios

    Servicios