Menú

Guardias civiles se movilizan en las redes sociales contra la Ley de Personal

El texto ha sufrido importantes cambios desde sus primeros borrados, pero algunas asociaciones no los consideran suficientes.

19
El texto ha sufrido importantes cambios desde sus primeros borrados, pero algunas asociaciones no los consideran suficientes.
Agentes de la Guardia Civil. | Archivo

La Ley de Personal de la Guardia Civil comenzará su trámite parlamentario en el Senado tras el periodo estival, una vez sus señorías comiencen de nuevo las sesiones de la Cámara Alta, y superado ya el primer trámite inicial en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, de donde salió un texto que no pudo obtener el consenso entre las dos principales formaciones políticas (PP y PSOE), pese a que el acuerdo parecía factible a priori.

El articulado de la ley ha sufrido importantes modificaciones desde el borrador inicial hasta su situación actual, como que los oficiales de promoción interna se integren en la nueva escala desde el grado de teniente, y no desde el de capitán como estaba inicialmente previsto, lo que dificultaba el desarrollo profesional de los oficiales que provenían de la promoción interna; el descenso de los años que se tiene que permanecer en determinados empleos para ascender; o que los mandos del que se mantengan en las escalas a extinguir no sean discriminados a la hora de elegir destinos.

También se ha ampliado la posibilidad para cabos, guardias y suboficiales de la Guardia Civil que quieran cambiar de escala y hayan agotado el número máximo de convocatorias, aunque no se especifica el nuevo número de oportunidades; pero nada de esto ha servido ni para acercar a los socialistas al consenso parlamentario ni para convencer a muchas de las asociaciones profesionales de agentes, que siguen considerando que el texto actual perjudica las carreras de todos aquellos agentes que no han pasado por la Academia General Militar.

Con el objetivo de que las enmiendas al articulado actual sean muchos más contundentes, varias asociaciones y guardias civiles anónimos están dando un verano caliente en las redes sociales, principalmente en Twitter, una de las pocas formas de protesta que pueden utilizar los agentes del Instituto Armado, a los diputados, senadores y principales partidos encargados de negociar el texto final.

Los objetivos principales están siendo los portavoces del PP en la Comisión de Interior tanto del Congreso de los Diputados como del Senado, Conrado Escobar y Luis Aznar, así como el perfil de esta formación política en la Cámara Baja. Objetivos secundarios lo son el portavoz en la materia del PSOE en el Congreso, Antonio Trevín, y el perfíl de su grupo parlamentario en la Cámara Baja.

La campaña está encabezada principalmente por la Unión de Oficiales (UO), la asociación profesional que tiene el único representante en el Consejo de Personal de la Guardia Civil por la escala facultativa de oficiales, los que saldrían más perjudicados por el texto, y que ya tuvo sus más y sus menos por esta ley con el director general del Instituto Armado, Arsenio Fernández de Mesa. A ellos, se han unido en las últimas semanas la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) y la Asociación Independiente de Guardias Civiles Profesional (ASIGC-Profesional).

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios