Menú

Nadal rechaza volar en un avión pagado por el Estado

El tenista es ejemplo dentro y fuera de las pistas y así lo demostró al rechazar un avión que le ponía el Estado para llegar a tiempo a la Copa Davis.

1
El tenista es ejemplo dentro y fuera de las pistas y así lo demostró al rechazar un avión que le ponía el Estado para llegar a tiempo a la Copa Davis.

Tal día como hoy, 11 de septiembre, pero de 2013, Libertad Digital contaba en su portada el ejemplo que dio Rafa Nadal cuando renunció a viajar en un jet privado pagado por el Estado para que pudiera preparar con más tiempo la eliminatoria por la permanencia de la Copa Davis.

La Real Federación Española de Tenis ofreció al entonces vigente campeón del Abierto de Estados Unidos viajar desde Nueva York a Madrid en un vuelo privado para poder descansar un día más antes de los partidos decisivos, pero el tenista español declinó la oferta: "No es momento de que el Estado me pague un avión. Tal y como está el país no creo que sea el momento de hacer pagar un viaje". El entonces número 2 del mundo prefirió buscar los vuelos por su cuenta para llegar a Madrid.

La humildad de Rafa Nadal ha quedado patente durante toda su trayectoria personal y profesional. En el año 2014 rechazó el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de las Islas Baleares después del revuelo causado por el anuncio. Según dijo el rector de la UIB, "las opiniones aparecidas en prensa, que han generado un estado de polémica y de debate mediático que puede perjudicar a la Universidad", llevaron al deportista a rechazar el nombramiento.

Lo que no rechazó Nadal en el año 2007 fue la Medalla de Oro de Madrid. Se convirtió así en el segundo tenista que recibía esa distinción tras Manolo Santana. El exalcalde Alberto Ruiz Gallardón destacó que la decisión de otorgarle el premio se tomó por unanimidad de los grupos que votaron en su día por lo que era "un reconocimiento a un extraordinario deportista que ha llenado de triunfos al tenis nacional y que ha demostrado siempre su apoyo al Masters Series de Madrid". Tras firmar en el Libro de Oro de Madrid, Nadal dijo sentirse "un madrileño más" y agradeció "al alcalde y al Ayuntamiento de Madrid esta Medalla. Es todo un honor para mí, que incluso siendo balear se acuerden de mí, es un orgullo".

Un año después, en Oviedo, recogió de manos de Don Felipe el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes. De Nadal dijo que "se ha ganado para siempre la admiración de todos dentro y fuera de España" por "su sereno patriotismo, por su fortaleza ante la dificultad, por sus triunfos, por su humildad y por su ejemplo". El galardonado reconoció "sentirse muy agradecido a la vida" y creía que el galardón era un "premio" a sus trayectoria: "Cuando ganas un torneo sientes la emoción del triunfo, pero aquí es el premio al trabajo de muchos años y estoy agradecido a todos los que han hecho posible que esté aquí, y agradecido al Príncipe don Felipe por lo que ha dicho, que se ha pasado".

Además, la ciudad de Madrid le nombró en mayo de este año Hijo Adoptivo de la ciudad. La alcaldesa Ana Botella se refirió a él como un "español universal" y una "buena persona" y le ensalzó como un "estandarte de los valores humanos". De Nadal destacó además su "fuerza de voluntad, disciplina y capacidad de sacrificio" y su "admirable humildad". El tenista no ocultó su felicidad al recibir el galardón: “Yo me siento muy cercano a Madrid, me encanta la ciudad y siempre he recibido el cariño de los madrileños". Y afirmó que ese reconocimiento por su trabajo respondía "con creces" a su "cariño por esta ciudad y por lo que Madrid representa como capital de este país".

El último reconocimiento al tenista se lo concedió el Consejo de Ministros al condecorarle con la Medalla al Mérito en el Trabajo después de que en junio lograra su novena victoria en Roland Garros, la quinta de manera consecutiva.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios