Menú

Las unidades NRBQ que el Gobierno no ha utilizado en la crisis del ébola

Están altamente preparados para riesgos nucleares, radiológicos, bacteriológicos y químicos. En otros países tampoco han sido utilizados.

123
Están altamente preparados para riesgos nucleares, radiológicos, bacteriológicos y químicos. En otros países tampoco han sido utilizados.
Los medios NRBQ españoles

La crisis política y mediática producida por la infección de una auxiliar de enfermería con el virus del ébola ha abierto un amplio debate sobre la preparación o no de España ante situaciones críticas que se puedan producir por la expansión de agentes infecciosos. Un debate que ha aumentado cuando se ha comprobado cómo lo han hecho o están haciendo otros países que están repatriando a nacionales que han sido atacados por el virus.

España cuenta con unidades altamente preparadas para afrontar los denominados riesgos NRBQ (nucleares, radiológicos, bacteriológicos y químicos), que se encuentran encuadradas tanto en las Fuerzas Armadas como en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Unas unidades que no han actuado en España ante la crisis del ébola y otros países tampoco han considerado oportuno utilizarlas ante esta situación.

La unidad más evidente es la que forma parte de la Unidad Militar de Emergencias (UME), una estructura multiejército de las Fuerzas Armadas preparada para actuar en crisis de especial gravedad e, incluso, de emergencia nacional. Sin embargo, por su relativa juventud, acaba de alcanzar recientemente sus plenas capacidades NRBQ. Y es que pese a que la formación de sus militares ya está completada, hasta este año no han terminado de recibir todo el material especializado que requerían debido al escueto presupuesto con el que cuenta el Ministerio de Defensa.

Menos conocida es la unidad más experimentada del Ejército de Tierra en combatir los denominados riesgos NRBQ. Se trata del Regimiento NBQ 'Valencia' nº1, con base en la localidad de Paterna (Valencia), que fue creada como tal en el año 2005, y cuya misión principal es estar preparados para combatir y controlar amenazas de tipo nuclear, bacteriológico y químico que tenga que afrontar nuestro país.

Esta unidad está preparada para el reconocimiento y descontaminación de zonas contaminadas tanto en territorio español como en el extranjero; cuenta con equipo para toma de muestras nucleares, biológicas y químicas; laboratorios de análisis desplegables en el terreno; todo tipo de equipos de apoyo necesarios; y además de su formación permanente en el acuartelamiento lleva a cabo un gran ejercicio práctico anual denominado Grifo.

España es además uno de los ocho países del mundo (junto a Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia y República Checa) que cuentan en sus Fuerzas Armadas con un hospital de campaña Role 3, capacitado para ser desplegado casi en cualquier lugar (totalmente desplegado puede ocupar hasta 22.000 metros cuadrados) y que entre sus capacidades se encuentra la de protección sanitaria NBQ y atención a bajas contaminadas.

La Guardia Civil también tiene su propias unidades. Sus especialistas están integrados dentro del Servicio de Desactivación de Explosivos (SEDEX) y dentro de la misma está configurada una Unidad Técnica NRBQ, a la que corresponde la dirección técnica del Sistema de Defensa NRBQ, lo cual realiza mediante la supervisión de la instrucción del personal y del mantenimiento del material y el análisis de la información NRBQ.

Existen tres tipo de unidades. La de ámbito provincial, orientadas a la primera actuación ante una situación de emergencia NRBQ, capaces de adoptar las primeras medidas preventivas y de reacción; las Unidades de Primera Intervención (UPI), preparadas para actuar ante situaciones de amenaza NRBQ y capacitadas para evaluar el riesgo y para establecer medidas de control de la emergencia; y las Unidades de Apoyo NRBQ, que actúan en refuerzo de las anteriores.

El Cuerpo Nacional de Policía también cuenta con sus propios expertos NRBQ que, al igual que en el Instituto Armado, se encuentran encuadrados junto a los desactivadores explosivos (TEDAX), dependientes directamente de la Comisaría General de Información. Sus efectivos se encuentran estratégicamente distribuidos en las grandes urbes españolas, con el objetivo de poder llegar a cualquier punto del territorio nacional de forma rápida y eficaz.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios