Menú

La cuñada del exconsejero Ojeda mintió al juez sobre el fraude en la formación

Pidió un informe sobre una de las irregularidades que afectaban a cursos impartidos por el entramado de empresas de su cuñado.

(Sevilla)
3

María Teresa Florido Mancheño, cuñada del exconsejero de la Junta de Andalucía, Ángel Ojeda Avilés, imputado por varios delitos en el fraude de la formación, siempre defendió ante el juez que ignoraba el fraude a los cursos de formación. Ahora, un documento revela que pidió un informe sobre una de las irregularidades que afectaban a cursos impartidos por el entramado de empresas de su cuñado.

Cuenta hoy El Mundo que en el sumario del caso existe un documento que compromete la versión que ha venido manteniendo Florido, no sólo en público, sino también en sede judicial. Florido, que fue nombrada directora general de Formación Profesional, Autónomos y Programas para el Empleo de la Junta de Andalucía el 6 de junio de 2011 cuando ya se había presentado una primera denuncia contra su cuñado, no se mantuvo al margen como ha afirmado sino que pidió un informe cuando una monitora contratada para uno de los cursos impartidos por la trama de Ojeda denunció ante la Junta que estaba dando clases sin estar contratada y que sospechaba de "falsedad" en algunos documentos del expediente. Dicha profesora denunció que su firma había sido falsificada y su currículum inflado al presentar la documentación del curso ante la Junta.

El 2 de mayo de 2012, casi un año después de que llegara la primera denuncia a la Junta, Florido mandó una comunicación interna al director provincial del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en la provincia de Cádiz, Juan Bouza, al que le pedía un informe sobre el asunto. Florido basaba su petición de informe en "la notoria gravedad de algunas de las afirmaciones que se expresan por la interesada en su instancia, en particular, la presunta ‘falsedad’ de parte de la documentación de la que consta el correspondiente expediente administrativo, en concreto, lo referente a la ficha del monitor".

En menos de dos semanas, Bouza contestó a Florido que en el caso en cuestión "se han puesto en funcionamiento" todos los medios de seguimiento y control existentes e instaba a la directora general a constituir, "con la mayor celeridad posible, un equipo de trabajo" para elaborar un protocolo sobre el seguimiento y control de cursos. El director del SAE en Cádiz se despedía así de Florido: "Quedando a la espera de cuanto disponga".

El hecho era que Virginia L. T. había denunciado en 2011 que una de las empresas de Ojeda le había prometido un contrato de monitora en curso de formación y que, pese a estar impartiendo la materia, seguía sin contrato. Hizo constar que el curso estaba subvencionado por la Junta de Andalucía dentro del expediente 98/2008/J/261.

El caso acabó ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Algeciras, que acordó citar como testigo a María Teresa Florido Mancheño, que declaró desde Sevilla. Florido Mancheño declaró bajo promesa no tener "conocimiento ninguno" de los hechos recalcando que los cursos se iniciaron en marzo de 2011, antes de su nombramiento, que fue el 6 de junio de 2011, por lo que no tuvo nada que ver con la adjudicación de las ayudas. Y apostilló diciendo que "con fecha de la primera semana de junio de 2011... presentó abstención en los procedimientos en los que tuviera alguna relación su cuñado, "siendo avocadas las competencias por el consejero de Empleo". Pero de su abstención sólo consta una orden del 25 de junio de 2013 de la consejera de Educación, Mar Moreno, publicada en el BOJA del 18 de julio, en la que aceptaba la renuncia de Florido a intervenir en 102 expedientes de ayudas a su cuñado por incompatibilidad.

Entre esos 102 expedientes figura el 98/2008/J/261 cuyo informe solicitó a la delegación de la Junta en Cádiz.

La Junta de Andalucía aseguró que existía otra renuncia de competencias de Florido Mancheño anterior a junio de 2011 pero entonces habrá que explicar cómo habiendo renunciado a intervenir an todo lo referente a su cuñado como le dijo al juez, sí intervino tras la denuncia de la monitora y declaró al magistrado que no sabía nada.

Denuncia contra la diputada Ana Mestre

No es frecuente que un Tribunal decida una cosa y a las dos semanas se eche atrás, pero es lo que ha ocurrido en el caso de la denuncia de la ex directora general de formación profesional. María Teresa Florido Mancheño contra la dpitada del PP, Ana Mestre.

El caso es que dos semanas después de haber dictado un auto que archivaba la querella por injurias y calumnias planteada por la exdirectora general de Formación Profesional, Teresa Florido, contra la parlamentaria popular Ana Mestre, el TSJA daba marcha atrás y dictaba un segundo auto en el que admite el recurso de súplica planteado por la cuñada del exconsejero Ángel Ojeda.

El tribunal se replantea su primera decisión y ordena abrir diligencias para aclarar si las declaraciones realizadas por la candidata del PP a la Alcaldía de Sanlúcar contra Florido fueron constitutivas de un delito de injurias y calumnias.

El pasado 11 de noviembre, el TSJA explicó en su primer auto que las afirmaciones de Ana Mestre eran "inexactitudes informativas no dolosas sino negligentes que, por tanto, carecen de relevancia desde el punto de vista de la comisión de los delitos de calumnias e injurias, que requieren dolo". Además, adamitía que las declaraciones de la parlamentaria estaban en el marco de una campaña de denuncia por un caso de desvío de fondos públicos que se estaba investigando y que, por tanto, era real.

Florido arguyó que se había ajustado al régimen de incompatibilidades y su defensa dijo que esa información estuvo al alcance de Ana Mestre. El tribunal afirmó a principios de noviembre que no encontraba pruebas de "una mentira consciente" por parte de la política puesto que la renuncia de Florido a intervenir en casos de cuñado no se hizo pública hasta 2013.

El 28 de noviembre, el TSJA, en un nuevo auto, admite que no es "inverosímil" la argumentación de Teresa Florido y que pudo haber dolo en las continuas críticas que recibió de Ana Mestre. Ordena, pues, se contraste cuál fue la documentación a la que tuvo acceso la parlamentaria en su función de control del Gobierno para confirmar si sabía que Florido se abstuvo de los expedientes a favor de su cuñado. Más que curiosamente, esta decisión se ha tomado a los pocos días de la presentación oficial de Ana Mestre como candidata popular a la Alcaldía de Sanlúcar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios