Menú

Insólito escrito del Tribunal Supremo contra el Gobierno por la excarcelación de etarras

En un duro escrito, 13 de los 18 magistrados de la Sala de lo Penal piden a Lesmes que actúe ante las "injerencias" de Jorge Fernández Díaz.

100
Conde Pumpido, uno de los firmantes. Archivo

En el Carrera Judicial se suele decir entre los propios magistrados que los jueces sólo hablan a través de sus autos, providencias y sentencias. Esta máxima se lleva a rajatabla entre los magistrados de la más alta instancia jurisdiccional de nuestro país, el Tribunal Supremo, cuyos miembros rechazan comentar las declaraciones que a menudo hacen miembros del Gobierno sobre asuntos judiciales.

Sin embargo, en un acción insólita e inédita –nunca antes se ha emitido un escrito de este tipo- trece magistrados de distintas sensibilidades de los 18 togados que componen la Sala de lo Penal del Supremo -incluyendo los eméritos- han firmado un escrito común donde manifiestan que las declaraciones del ministro de Interior Jorge Fernández Díaz en el diario La Razón -sugiriendo que los magistrados habrían cometido un delito de prevaricación al acumular las condenas al etarra José Luis Urrusolo Sistiaga- "no son adecuadas" y han generado "desazón" en el seno de la Sala.

En estos duros términos se han dirigido por carta estos trece magistrados al presidente de este órgano y del Consejo General del Poder Judicial (CJPJ), Carlos Lesmes, para que actúe ante el presidente del Gobierno después de que Jorge Fernández Díaz calificara de "lamentables" y cercanas a una posible prevaricación las recientes excarcelaciones de terroristas de ETA.

En esta carta, los magistrados señalan que estas declaraciones no guardan debido respeto al Poder Judicial y, por esta razón, piden al presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena, que traslade este asunto con Lesmes para que declaraciones como éstas no se vuelvan a repetir.

En el escrito, los jueces piden expresamente que su presidente requiera a Mariano Rajoy a que "ponga coto" a manifestaciones como éstas, que consideran toda una injerencia, y que si las considera irrespetuosas lleve a cabo una "reacción institucional".

Hay un grupo de otros cinco magistrados-entre ellos el presidente- que han preferido no secundar esta iniciativa. Según fuentes de la Sala consultadas por Libertad Digital, aunque estos jueces consideran que las manifestaciones del ministro son "desafortunadas" entienden que es mejor no pronunciarse al respecto ya que, por regla general, los miembros del Alto Tribunal nunca lo hacen.

En este sentido, los magistrados firmantes consultados por este periódico han establecido este jueves un compromiso verbal de que a partir de ahora reaccionarán siempre con firmeza ante las injerencias del poder político en el judicial. Procedan de donde procedan.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios