Menú

Mas se solidariza con Francia pero censura el "humor deliberadamente ofensivo"

El president prescribe: "Todo el peso de la ley y toda la fuerza del Estado cuando se violen las normas que democráticamente hemos decidido darnos".

P. Planas (Barcelona)
97
El president prescribe: "Todo el peso de la ley y toda la fuerza del Estado cuando se violen las normas que democráticamente hemos decidido darnos".

El presidente de la Generalidad de Cataluña, Artur Mas, será hoy uno de los muchos políticos catalanes que acudan a la manifestación de París. No estará en la cabecera, pero llevará tras de sí las cámaras de TV3. Mas se muestra particularmente dolido por los actos terroristas en París, hasta el punto de que ha escrito un largo artículo en La Vanguardia de este domingo en el que resalta los vínculos catalano-galos, se desliza por arriesgadas aproximaciones y aprovecha para resaltar las virtudes de la "unidad nacional" catalana para hacer frente al terrorismo.

Así comienza el texto: "Francia, y con ella todos los europeos, ha sufrido una agresión brutal, una conmoción profunda. Seguramente nada será lo mismo para los franceses y, por lo tanto, poco o mucho, tampoco para todos nosotros, europeos. Especialmente para los catalanes, que tenemos con Francia una relación antigua, trenzada de vínculos de vecindad, históricos, culturales y económicos. Con nuestras diferencias, Francia es una constante entrañable en el paisaje de nuestra historia y de nuestro día a día".

Otros "puntos de vista"

Fijado el contexto de entrañable y particular relación con la república vecina, Mas aclara que no se identifica con el tipo de humor que se practicaba en el semanario Charlie Hebdo que califica de "deliberadamente ofensivo": "Estos días -escribe- hemos comprobado con horror como la democracia es un bien frágil. La libertad no es un estado natural: se ha tenido que conquistar. También, y sobre todo, la libertad de expresión. Conviene mostrar respeto por las creencias de los otros y, personalmente, no me identifico con un tipo de humor deliberadamente ofensivo. Pero, como dice David Brooks, la provocación y la sátira tienen un papel en nuestra sociedad: exponen la debilidad y vanidad que supone actuar con orgullo, pinchan la autosuficiencia y muestran nuestras debilidades, lo que nos permite tomar conciencia y mejorar. El fundamentalismo, en cambio, consiste en interpretarlo todo a rajatabla, y eso es muy pobre. Incapacita para hacerse cargo de que hay distintos puntos de vista".

Solidaridad con las asociaciones islámicas

La velada alusión al "proceso" da paso a una muestra de solidaridad con las entidades musulmanas de Cataluña y con la petición del traspaso de las competencias en materia de lucha contra el terrorismo a los Mossos d'Esquadra, bucle en el que consigue entrar sin citar ni una sola vez la palabra "España" o la construcción "Estado español".

Prosigue el president: "Tenemos que estar atentos a las reacciones de personas y entidades musulmanas que condenan estas acciones, como lo han hecho las federaciones islámicas de Catalunya, tanto la Federación del Consejo Islámico de Catalunya como la Unión de Comunidades Islámicas. En cierta manera, ellos también son víctimas. Debemos rechazar la división y escoger la solidaridad entre todas las sensibilidades. También hay que insistir en las tareas de vigilancia y seguridad, con todos los medios necesarios. En Catalunya estamos dispuestos y reclamamos que nuestra policía, los Mossos d’Esquadra, tenga la plena responsabilidad en este campo como la tiene en otros, a fin de poder aplicar las ventajas de su arraigo y profundo conocimiento del país. Conviene llamar una vez más a la colaboración ciudadana. Y que este ambiente de unidad nacional inspire los comportamientos personales y políticos".

Unidad "nacional" y "grandeur" catalanas

Tras la "unidad nacional" catalana, Mas apunta que "nos conviene insistir en nuestro modelo de integración, que no obedece a una decisión positiva ni a un modelo diseñado en un gabinete, sino que emana de nuestra manera de ser y por eso es mucho más sólido. Forma parte de la catalanidad. Y lo podemos decir con la alegría de quien vive en un país donde el 70% de los ciudadanos tienen orígenes de fuera de Catalunya y, a pesar de todo, es capaz de reunir amplias mayorías, muy transversales, en torno a proyectos comunes.(...) La manera en que tantas personas se han integrado en Catalunya, sin traumas, convirtiéndose en uno más de nosotros, puede ser una de las grandes aportaciones de este nuestro pequeño país al mundo: una demostración más de que no hace falta ser grande para hacer grandes cosas".

De la grandeur catalana, Mas salta al plano local y prescribe "todo el peso de la ley y toda la fuerza del Estado cuando se violen las normas que democráticamente hemos decidido darnos".

Mas concluye su artículo ofreciendo su experiencia a los franceses "para lo que haga falta": "En cuanto a Francia, estoy plenamente convencido de que superará este mal momento. Me vuelvo a poner a su disposición para lo que haga falta. La sociedad francesa en su conjunto, sus instituciones, sus ciudadanos, han reaccionado ejemplarmente".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation