Menú

Los críticos andaluces de Podemos quieren acabar con los dedazos de Iglesias

Piden a la eurodiputada Teresa Rodríguez que apueste por el asamblearismo y renuncie a los acuerdos tejidos por arriba con Pablo Iglesias.

(Sevilla)
25
Pablo Iglesias en una imagen de archivo | EFE

Los críticos andaluces de Podemos dicen en su último comunicado vertebrador de la reunión de este pasado fin de semana en Sevilla que quieren democracia de base frente a los dedazos de Pablo Iglesias y la dirección nacional. Para ello, piden a la eurodiputada Teresa Rodríguez que apueste por este asamblearismo y renuncie a los acuerdos tejidos por arriba con Pablo Iglesias.

Lo dicen de este modo: "Defendemos, por tanto, que para la elaboración de esta candidatura necesitamos dotarnos de un procedimiento tan democrático como el que reivindicamos para la sociedad que queremos. Tienen que ser los barrios, las asambleas, los movimientos sociales, las mareas, las personas quienes debemos trabajar abierta y transparentemente para que el gran cambio social se dé. Entendemos una forma de hacer política diferente, lejos de los acuerdos cerrados en despachos y por arriba".

El encuentro celebrado ayer día 11 en Sevilla quería consensuar una propuesta política y organizativa para transformar Andalucía volviendo a situar a las personas por encima de los beneficios y los intereses de los de arriba.

Por ello, manifestaron su deseo de que personas "como Teresa Rodríguez y muchos otros compañeros y compañeras, que a lo largo de su trayectoria han defendido esta forma de hacer política, y que cuentan con el respaldo y el reconocimiento de la sociedad andaluza, participen en este encuentro para construir desde abajo una candidatura para Andalucía. Así mismo, animamos a los y las compañeras de la CUT, la plataforma de Diego Cañamero y Juan Manuel Sánchez Gordillo, respetando sus ritmos internos de debate, a acabar construyendo conjuntamente este proyecto para Andalucía.

Rodríguez, entre oficialistas y críticos

Teresa Rodríguez ya anticipó que presentará su candidatura para liderar a Podemos en Andalucía antes de que Pablo Iglesias hiciera movimiento alguno. Posteriormente, Iglesias pidió a Rodríguez que trabajara en favor de una lista única consensuada junto a Sergio Pascual, que será votada del 9 al 13 de febrero por internet.

De este modo, Teresa Rodríguez tendrá que aunar las propuestas del secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, andaluz como ella, y las exigencias democráticas asamblearias de buena parte de la base crítica, minoritaria si se la compara con el sector oficialista, que no quieren pactos por arriba y que, por ahora, apoyan a Teresa Rodríguez. Hay que recordar que la eurodiputada gaditana proviene de Izquierda Anticapitalista, un partido trostkista minoritario que fue valorado por el equipo de Iglesias como un riesgo para la nueva organización. De hecho, impidió que sus militantes formaran parte de la actual dirección de Podemos.

Según el grupo Joly, Pablo Iglesias ha ofertado a Teresa Rodríguez que sea la secretaria general y que cuente con un tercio de los 35 miembros del Comité Ciudadano andaluz mientras que los dos tercios restantes serían personas de la órbita del oficialismo.

La oferta es tentadora aunque muchos críticos prefieren que la eurodiputada no se acoja a este pacto y presente por cuenta propia una candidatura al margen de la dirección. También es beneficiosa para Pablo Iglesias que no tiene rostro conocido alguno en Andalucía, aparte de Teresa Rodríguez a la que podría maniatar desde su inmensa mayoría.

No parece probable que Iglesias quiera que Sergio Pascual, secretario de Organización, abandone los asuntos federales para ser un candidato oficial totalmente desconocido.

Otras alternativas parecen inviables. Por una parte, otra parte, el también andaluz y malagueño Alberto Montero ha salido tocado, si no hundido, por el caso Errejón porque fue precisamente él quien lo contrató en la Universidad de Málaga. La también andaluza y eurodiputada almeriense, Lucía Ayala, carece de proyección pública aunque pertenece al Consejo de Podemos.

La CUT de Cañamero y Sánchez Gordillo, actualmente miembro de Izquierda Unida, negocia ya un porcentaje de miembros en el Consejo Ciudadano de Andalucía y aunque tiene simpatía por Teresa Rodríguez, tiene su propio ritmo y tiene una larga trayectoria radical que quiere protagonismo propio.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco