Menú

Oleguer desmiente el desmentido de 'El País' sobre quién compró sus sedes

El hijo de Pujol reconoce que tenía parte de Drago Real Estate -compañía que compró sedes de Prisa-. La información fue negada por El País en 2013.

El hijo de Pujol reconoce que tenía parte de Drago Real Estate -compañía que compró sedes de Prisa-. La información fue negada por El País en 2013.
Pujol saliendo de su casa en un coche policial | EFE

A finales de diciembre de 2012, el diario El Mundo publicaba que Oleguer Pujol Ferrusola había comprado en 2008 los inmuebles de las sedes del Grupo Prisa en Madrid y Barcelona. Una operación que se habría cerrado por entre 300 y 315 millones y que habría sido ejecutada desde la empresa Drago Capital.

Esta operación habría significado un ingreso en las arcas de Prisa de 242 millones. Además, El Mundo decía que al comprar las sedes, Drago habría alquilado las mismas al grupo editorial, convirtiendo a Oleguer Pujol en el "casero" de Prisa.

Esta información fue negada tajantemente por El País días después. Dijo que ni Oleguer Pujol ni Drago Capital controlaban la sociedad que compró al grupo Prisa sus inmuebles por 300 millones de euros, "ni por tanto es su casero", decía este periódico en enero de 2013. Estas informaciones, insistía, "son falsas, producto de una reiterada equivocación". Según El País, "Oleguer Pujol solamente es socio de una gestoría que se ocupa de la gestión del día a día de los inmuebles que son propiedad de la sociedad de inversores extranjeros Drago Real Estate Partners y de otras empresas".

Es más, El País no se quedaba ahí y aseguraba que El Mundo se equivocaba porque "ni Drago Capital, ni Oleguer Pujol son dueños, de ninguna forma, de la propiedad de dichas sociedades o dichos activos".

Así, resulta curioso que en las explicaciones que, bajo una "necesidad imperiosa", ofrece este martes Oleguer Pujol en El País, se desprende que, efectivamente, Oleguer tenía parte de la propiedad de Drago Real Estate Partners, al igual que en Drago Capital.

En sus explicaciones dice el hijo de Pujol que "como gestores, debíamos tener la estructura registrada en el equivalente a la CNMV de allí -se refiere a la Isla Guernsey, un paraíso fiscal-. Con ellos compramos cinco edificios en Portugal, suelo en Melilla y dos complejos de apartamentos turísticos en Canarias". Por si hubiera alguna duda dice que, como en otros casos, le obligaron a poner dinero. "En ese momento puse medio millón de euros, el 0,3%, que era y sigue siendo un dineral". En 2011, Royal Bank of Scotland salió de la compañía y Oleguer se quedó con el 6,3%, es decir, con 2,4 millones de euros. Por lo tanto era propietario al menos de la compañía que compró las sedes del grupo Prisa en un 0,3% hasta 2011, momento en que pasó a tener el 6,3%.

Que se encontrara en un paraíso fiscal tampoco es un problema para Oleguer: se creó en 2006 en Guernsey "porque los inversores, que eran APG, Pearl, Royal Bank of Scotland y Sun Capital, operan desde plataformas de esa jurisdicción".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso