Menú

Pujol no aporta ningún documento a la juez que justifique el origen de su fortuna

El expresidente ha declarado durante dos horas en sede judicial entre fuertes medidas de seguridad.

80

Fueron recibidos con gritos de "chorizos", "ladrones" y "corruptos" y escoltados por un fuerte dispositivo de los Mossos D´Esquadra a su entrada y salida de la ciudad de la Justicia de Barcelona.

El expresidente de la Generalidad Jordi Pujol y su esposa Marta Ferrusola continúan tras sus primeras comparecencias ante la juez Beatriz Balfagón y el fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón, imputados por fraude fiscal y blanqueo de capitales mientras en el juzgado siguen sin saber de dónde proceden realmente esos millones depositados en el extranjero.

La razón es que el expresident ha modificado muy poco la versión dada hasta ahora ya que lo que ha hecho este martes es ratificar ante la titular de Juzgado de Instrucción Número 31 de Barcelona lo mismo que señaló en su comunicado hecho público el pasado verano -cuando reconoció tener una fortuna oculta en el extranjero– y que posteriormente sostuvo en el Parlamento: que los fondos que mantuvo de forma opaca al fisco español durante más de treinta años proceden de la herencia de su padre y que en ningún caso "provienen de corrupción o del erario público".

Cartas manuscritas

Pujol i Soley, que ha declarado este martes en catalán y castellano en calidad de imputado, ha explicado que esa fortuna depositada en Andorra era un "legado" que le había dejado su padre Florenci Pujol y que procedía de "actividades ilegales de conversión de divisas" llevadas a cabo por su progenitor hace décadas. Pujol ha vuelto a sostener que su padre "tenía miedo" de que esto se conociera y afectara a la carrera política del exlíder de CIU.

Asimismo, Jordi Pujol ha hablado de unos documentos manuscritos –en poder en estos momentos, ha dicho, de su esposa Marta Ferrusola- donde se reflejaría la voluntad e instrucciones de su padre sobre qué hacer con esa fortuna. Sin embargo, pese a hablar de dichos escritos con la última voluntad de Florenci Pujol en sede judicial, estos documentos no han sido aportados al juzgado.

Según han informado fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio, al ser preguntado sobre por qué el dinero heredado no está reflejado en el testamento de su progenitor, Pujol ha explicado que era debido a la procedencia ílicita del mismo en torno al "cambio de divisas" llevado a cabo por su padre en los años 60.

Dos gestores de las cuentas

De la misma forma, el expresident ha señalado que el dinero que tenía en la Banca Privada de Andorra –ha negado poseer fondos en otros países- fue transferido en su totalidad al Banco de Madrid para llevar a cabo la regularización fiscal el pasado mes de julio. Además, Pujol dio el nombre de la persona de su confianza que habría gestionado este patrimonio en Andorra durante años: Delfí Mateu, ex alto cargo de Banca Catalana, ya fallecido.Otra novedad es que ha trascendido que dichos fondos también fueron gestionados por el primogénito de la familia, Jordi Pujol Ferrusola.

Por su parte, su esposa Marta Ferrusola se ha acogido este martes a su derecho a no declarar. Por otro lado, sus hijos Marta, Pere y Mireia han manifestado que ellos no conocieron la existencia de dicha fortuna en Andorra hasta el año 1992. En esos momentos la fortuna ascendería a 140 millones de las antiguas pesetas que con el paso de los años y las inversiones financieras llegó a quintuplicarse según los imputados.

Sería su hermano Jordi el que se hizo cargo de esas cuentas. Tanto Marta, Pere como Mireia han negado ante la juez tener más cuentas en el extranjero tras haber regularizado todo el dinero de Andorra.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation