Menú

La misión española en Líbano: 8 años, 580 militares y 13 bajas

España ha llegado a tener hasta 1.100 efectivos. La mitad de las 13 bajas han sido por atentados terroristas.

4
España ha llegado a tener hasta 1.100 efectivos. La mitad de las 13 bajas han sido por atentados terroristas.
La misión española en Líbano

El primer contingente de tropas españolas llegó a Líbano el 15 de septiembre de 2006. Lo hizo una Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina, que desembarcó en el país asitático como punta de lanza para preparar la llegada del grueso de las tropas españolas en la zona. Allí permanecieron dos meses y medio, hasta que se desplegó el primer reemplazo completo, conformado mayoritariamente por la Brigada de Infantería Ligera 'Rey Alfonso XIII' de La Legión.

Su objetivo era vigilar el cese de las hostilidades después de la denominada crisis israelo-libanesa de verano de 2006, que comenzó con una incursión de los terroristas de Hezbolá en suelo hebreo y que se saldó con ocho soldados israelíes asesinados y el secuestro de otros dos. Israel respondió bombardeando las posiciones de Hezbolá en el sur de Líbano -que no está bajo controlado de Beirut- y los terroristas continuaron lanzando ataques contra algunas ciudades del norte de Israel.

La tensión inicial en la zona hizo que la ONU solicitase rápidamente un incremento de fuerzas, que fue aceptado rápidamente por la gran mayoría de los países. También por una España gobernada entonces por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, bajo cuyo mandato se alcanzó el máximo despligue español en el país de los cedros: 1.100 efectivos. En esos inicios fueron habituales los ataques de los terroristas de Hezbolá contra las tropas internacionales.

Las Fuerzas Armadas españolas han tenido que lamentar en estos ochos años el fallecimiento de trece militares, casi la mitad de ellos en un ataque de Hezbolá. El mismo ocurrió el 24 de junio de 2007, cuando los terroristas hicieron explotar a distancia un artefacto explosivo improvidado (IED) al paso de un BMR. Fallecieron seis militares: Jonathan Galea García, Juan Vidoria Díaz, Manuel David Portas Ruiz, Jefferson Vargas Moya, Jackson Castaño Abadía y Juan Erickson Posada.

Las otras bajas se han producido por diversos factores. El soldado Felipe Jasón Ospina falleció el 15 junio 2008 al volcar un blindado BMR por una mala maniobra a la salida de la base Miguel de Cervantes. El soldado José Antonio Godia Pi perdió la vida el 28 de agosto de 2009 por una parada cardiorespiratoria mientras hacía deporte en la base. El 1 de enero de 2011 falleció el subteniente Isaías Martín Anguera a causa también de una parada cardiorrespiratoria.

Las tres últimas muertes, antes de la de este miércoles, fueron en 2014. El 23 de febrero lo hicieron los soldados Abel García Zambra y José Manuel Cabrera al volcar al norte de la población de Ghajjar el vehículo LMV Lince en el que viajaban. Un mes lo hizo el soldado Carlos Martínez Gutiérrez, que se produjo varios traumatismos en el cráneo irrecuperables tras una caída fortuita en la base Miguel de Cervantes.

El número de bajas español en bastante bajo en comparación que el total de la misión internacional. Según los datos de la FINUL (o UNIFIL, por siglas en inglés), actualizados al pasado mes de diciembre, en esta misión han perdido la vida desde el inicio de la misma en 2006 un total de 307 efectivos, de los que 290 eran militares, dos eran observadores militares, ocho era personal civil internacional y siete personal civil local.

La situación en la zona sur del país se había normalizado en los últimos años hasta tal punto de que algunas voces internacionales habían hablado ya de empezar a poner fecha a la retirada de las tropas internacionales, algo que llegó a plantear el general español Alberto Asarta mientras estuvo al frente de la misión de la ONU entre 2010 y 2012, pero ahora parece quedar en suspenso ante la escalada de ataques entre Israel y Hezbolá que se han producido en las últimas semanas.

En la actualidad, España tiene desplegado en la zona a 580 militares, equipados con vehículos blindados BMR y LMV Lince, y con vehículos VAMTAC, que ejercen el mando y control de la Operación de la ONU en el Sector Este, y que tienen su sede principal en la base Miguel de Cervantes de Marjayoun, además de tener efectivos destinados en el Cuartel General de Naqoura. El grueso del despliegue pertenece actualmente a la Brigada de Infantería Mecanizada 'Guzmán el Bueno' X de Córdoba.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios