Menú

El PP respalda a Villalobos tras el bochorno del 'Candy Crush'

La vicepresidenta tercera del Congreso justifica a su compañera que no atendía a Rajoy porque estaba jugando al Candy Crush

188

Los miembros del Partido Popular que han acudido este miércoles a la segunda jornada del debate sobre el estado de la Nación huían de las cámaras y de los micrófonos cuando los periodistas intentaban preguntarles por la actitud de Celia Villalobos jugando al Candy Crush mientras presidía la sesión el martes por la tarde.

La mayoría ha esquivado la pregunta con un "pregúntele a ella" , "no he visto nada" o un "yo no utilizo esos aparatos" pero la sorpresa ha saltado cuando la vicepresidenta tercera del Congreso, Dolors Monserrat, ha justificado a su compañera. Según Monserrat, "la gente puede hacer lo que quiera mientras esté escuchando" porque "hay personas que pueden hacer dos cosas a la vez".

También el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha defendido a su número dos. "Yo no tengo que pedir explicaciones a nadie ni ella tiene que dármelas", ha señalado. Para Posada, Celia Villalobos hace un buen trabajo cuando le sustituye presidiendo el pleno porque en ocasiones "interviene más que él" para ordenar el debate.

El resto de la oposición, sin embargo, tiene una opinión bien distinta. Para el diputado socialista, Pedro Saura, fue "un mal ejemplo". A su entender, es una actitud que no puede producirse en el pleno del Congreso y se ha preguntado cómo Villalobos puede ordenar un debate y tomar decisiones si hay encontronazos cuando "no está atendiendo".

Para la líder de UPyD, Rosa Díez, la pillada a Villalobos no es una anécdota sino "una actitud". Una persona que "esté jugando a las maquinitas" demuestra "una falta de respeto" a la Cámara y una nula consideración a los ciudadanos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation