Menú

Podemos, Equo e IU, entre banderas republicanas y comunistas en Madrid

Algunos dirigentes de Izquierda Unida, Podemos o Equo han acudido a la manifestación después de haber hecho un llamamiento a "tomar la calle".

Algunos dirigentes de Izquierda Unida, Podemos o Equo han acudido a la manifestación después de haber hecho un llamamiento a "tomar la calle".
Banderas republicanas y comunistas en Colón

Las nueve "columnas" de las Marchas de la Dignidad, que han caminado a pie hacia Madrid desde diferentes puntos geográficos de España para reclamar "pan, techo y trabajo", han confluido este sábado en la céntrica plaza madrileña de Colón alrededor de las seis de la tarde para participar en una manifestación conjunta.

Así, han vuelto a la capital con la intención de denunciar desigualdades sociales y defender los servicios públicos. También han pedido una renta básica y han rechazado el pago de la deuda, dos de las propuestas estrella de Podemos -al menos, de sus primeras propuestas-.

La lectura del manifiesto comenzó pasadas las 18:15 horas. Un año después de la manifestación que tuvo lugar el 22M de 2014 y poco antes de la celebración de los comicios municipales y autonómicos de 2015, los activistas han regresado a la capital tras el lema: "Hay que echarles" y "construir el poder popular".

Las nueve "columnas" procedían del País Vasco, Burgos y La Rioja (ruta 1); Cataluña, Aragón, Navarra y Guadalajara (ruta 2); Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha y Sureste de Madrid (ruta 3); Andalucía, Castilla-La Mancha y el sur de Madrid (ruta 4); Extremadura, Toledo, Suroeste de Madrid (ruta 5); Asturias, Cantabria, Castilla y León (ruta 6); Canarias, Baleares, yayoflautas y centro de Madrid (ruta 7), los trenes procedentes de Galicia (ruta 8) y la denominada ruta de la Memoria Histórica.

La manifestación se enmarca dentro del calendario de movilizaciones previsto por la organización que agrupa más de 300 colectivos y agentes sociales y que ha convocado una huelga general para el próximo 22 de octubre con la que pretende "echar un pulso" al Gobierno antes de los comicios generales. De hecho, 'Caminando hacia la huelga general' es otro de los lemas de la manifestación de este sábado, cuyos organizadores también persiguen el objetivo de impulsarla.

Algunos dirigentes de formaciones políticas como Izquierda Unida, Podemos o Equo han acudido a la manifestación después de haber hecho un llamamiento a "tomar la calle" este sábado y de lanzar vídeos de apoyo a las 'columnas'.

El coordinador general de IU, Cayo Lara, se ha unido hoy en el Paseo del Prado a una de las columnas de las Marchas por la Dignidad y ha asegurado que continuará apoyando estas movilizaciones mientras persistan las causas de los "despropósitos" que suponen las políticas del Gobierno del PP.

Graves destrozos al término de la manifestación

Alrededor de 200 personas de grupos radicales están destrozando mobiliario urbano en los alrededores de la calle Montera, en el centro de Madrid, al término de las Marchas por la Dignidad celebradas esta tarde, según han confirmado a Efe fuentes policiales.

Además, un grupo de alrededor de 200 personas ha acudido al término de la manifestación a la calle Génova, donde está la sede del Partido Popular, y han creado "cierta tensión", según han señalado a Efe fuentes de la organización de las Marchas por la Dignidad.

Los disturbios han obligado a un grupo de agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) a cargar contra encapuchados y radicales, tras la celebración de la manifestación. Las cargas se han producido en la céntrica calle de Montera. Durante el trayecto, los radicales han atacado una sucursal bancaria, han destrozado papeleras de la vía pública y han arrojado mesas y sillas de las terrazas de algunos restaurantes ubicados en la calle Montera. Los disturbios han terminado con dos detenidos. Uno de ellos, por lanzar un cohete contra agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP), según ha informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional.

Dispositivo policial

Las fuerzas policiales se desplegaron en las calles aledañas a la plaza de Colón. Así, se ha movilizado a un total de 1.100 agentes de las Unidades de Intervención Policial, que contarán con el apoyo de agentes de la Policía Municipal y de la Guardia Civil para diferentes labores.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado que habrá un dispositivo policial "adecuado" para evitar posibles incidentes, de forma que "se actúe de una manera rápida para minimizarlos".

El pasado año al término de las Marchas se registraron disturbios que terminaron con 100 heridos y 29 detenidos.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro