Menú

Dignidad y Justicia pide la dimisión de Rosa Díez por "dañar la lucha contra ETA"

UPyD impide que el Congreso califique de genocidio los crímenes de ETA al romper cualquier posibilidad de consenso.

100

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Entrevista a Daniel Portero En Casa de Herrero

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Entrevista a Daniel Portero" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
UPyD impide que el Congreso califique de genocidio los crímenes de ETA al romper cualquier posibilidad de consenso.
Rosa Díez, en el Congreso de los Diputados | Cordon Press

Dignidad y Justicia, la asociación presidida por Daniel Portero, ha exigido este jueves la dimisión de los máximos responsables de UPyD, Rosa Díez y Andrés Herzog, por "dañar la lucha contra ETA", a la vez que ha anunciado que rompe relaciones institucionales con esta formación hasta que ambos dirigentes abandonen sus actuales puestos responsabilidad, después de la polémica generada entre ambas partes por una moción en el Congreso para condenar a ETA por genocidio.

Y es que el afán de protagonismo de UPyD ha echado abajo el proyecto de Dignidad y Justicia de conseguir que a Cámara Baja condene el "genocidio" y la "limpieza nacional" llevada cabo por la organización terrorista ETA y su brazo político durante las últimas décadas, siguiendo así la estela de la declaración institucional que ya fuese aprobada en el Parlamento de Navarra el pasado mes de marzo.

El Pleno de la Cámara Baja ha aprobado finalmente este jueves una moción de consenso, pactada a contrarreloj por PP, PSOE, UPN, Coalición Canaria y Foro Asturias, en la que se vuelven a condenar los crímenes de ETA, y en la que se anima a la Justicia a "determinar si esos actos, que en el ámbito moral y social, en nuestra convicción política, son delitos contra la humanidad, fueran constitutivos jurídicamente de delitos de genocidio o lesa humanidad".

Encomienda asimismo al Defensor del Pueblo "que proceda a elaborar un informe específico sobre la afectación de los derechos humanos de todas las víctimas de tales delitos y su situación actual, con recomendaciones dirigidas al conjunto de las Instituciones del Estado".

Es decir, respecto a la declaración aprobada en Navarra, que la asociación de víctimas quería que se aprobase también en el Congreso con unas pequeñas modificaciones por temas de competencias administrativas, desaparece la condena a la "limpieza nacional", los "crímenes contra la humanidad y actos de genocidio" cometidos por "la izquierda abertzale y su brazo armado, ETA", e incluso, la utilización del término "limpieza étnica".

Los representantes de Dignidad y Justicia querían reunirse con tranquilidad con todos los partidos para explicarles su planteamiento sobre por qué los crímenes de ETA deben ser considerados como genocidio y resolverles las dudas que pudiesen tener, siguiendo la estrategia utilizada en Navarra, pero se encontraron con que los líderes de UPyD presentaron una interpelación al Gobierno que no quisieron retirar pese a las solicitudes de la asociación de víctimas.

Esta interpelación al Gobierno, presentada antes de que Dignidad y Justicia pudiese terminar de reunirse siquiera que todos los grupos del Parlamento, rompió cualquier posibilidad de consenso entre los principales partidos, tal y como estaba buscando la asociación de víctimas, y obligó a buscar un consenso contrarreloj, en sóla una semana, con el mayor número posible de compenentes, pero sin las explicaciones previas requeridas ni las reuniones necesarias.

Dignidad y Justicia ha censurado este jueves que la formación magenta "ha tratado de hacer una política sucia con esta cuestión, tratando de arrogarse falsamente una iniciativa de las víctimas, impulsada por Dignidad y Justicia en el Parlamento navarro, con el que Rosa Díez y Andrés Herzog nada tuvieron que ver" y que "ha provocado una absurda limitación de tiempo impuesta por UPyD" con "fines partidistas".

"Les pedimos reiteradamente que retirasen su interpelación en la que utilizaban nuestro trabajo y textos para sus concretos fines partidistas. Pero se negaron y no nos han permitido continuar con ese dialogo tranquilo y constructivo", han señalado desde la asociación, que ha destacado que la aportación de los dos dirigentes magentas solo ha consistido "en casi torpedear su valor más importante, el necesario consenso, y solo por anteponer el protagonismo de Díez y Herzog a la lucha contra ETA".

"Afortunadamente UPyD no estaba presente en el Parlamento de Navarra y las cosas se pudieron hacer de modo muy distinto gracias a la responsabilidad y altura de miras con este tema que las restantes fuerzas de ese consenso sí que han demostrado. Pero en Madrid han sido Díez y Herzog los que han irrumpido como elefante en cacharrería, actuando de esa forma lamentable, arrogándose un falso - sonrojante - protagonismo sin haber contribuido en nada a la iniciativa en ningún momento en realidad en todos los meses anteriores", han añadido desde Dignidad y Justicia.

"Díez y Herzog han perdido el rumbo y, como un púgil sonado a punto de caer a la lona, ya no distinguen amigo de enemigo, y lo peor es que con UPyD bajo el férreo control de ambos solo hace que manchar las siglas de UPyD con acciones como estas que sabemos que no representan a la inmensa mayoría de sus militantes, que se avergonzarían de cual ha sido su comportamiento con todo este tema", han concluido desde la asociación de víctimas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios