Menú

Ana Romero: "Un ministro me ofreció una exclusiva si no publicaba su relación con Corinna"

La periodista Ana Romero cuenta En casa de Herrero algunas claves de su nuevo libro Final de Partida, sobre la abdicación de Juan Carlos I.

LD/esRadio
20

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Ana Romero en esRadio" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
La periodista Ana Romero cuenta En casa de Herrero algunas claves de su nuevo libro Final de Partida, sobre la abdicación de Juan Carlos I.
Ana Romero, en el programa En casa de Herrero de esRadio | LD

Centrado en los meses y años anteriores a la abdicación de Juan Carlos I, el nuevo libro de Ana Romero, Final de Partida, cuenta detalles de los últimos años del Rey antes de ceder el trono a su hijo Felipe VI. En sólo 48 horas se ha agotado la primera edición del libro.

Sin duda uno de los personajes que más influencia han ejercido en la figura de Juan Carlos I en estos últimos cuatro años -en los que se centra el libro de Ana Romero- es Corinna Zu Sayn-Wittgenstein (CSW), alguien que llega a la vida del Rey, según su autora, cuando "él tiene 66 años, un momento en el que al ser más mayor puedes ser más vulnerable a los afectos".

El relato de Ana Romero sobre la relación entre Juan Carlos y CSW arranca en 2004, "cuando Manolo Prado entra en la cárcel y conoce a Corinna", el mismo año en que "hace un préstamo-donación al matrimonio Urdangarin de un millón de euros para que se compren la casa de Pedralbes. Ahí es cuando comienzan los problemas", dice Ana Romero.

Precisamente sobre Urdangarin y sus intentos de burlar a Hacienda mientras hacía negocios usando el nombre del Rey, dice Romero que el Rey consideró que estas actitudes "no eran para tanto" cuando su entorno le advertía de que lo que hacía su yerno no estaba bien. Considera Romero que esa actitud laxa ante las normas y las leyes responden a que "él no tenía claro lo que estaba bien o mal", como cuando "metió en un avión oficial a Corinna para volar en un viaje oficial. Eso no era normal", explica la autora.

A lo largo de todo el libro, Romero trata de reflejar la sensación de que la vida del Monarca estuvo ausente "de reglas, de control". Una vida donde se colaron "el servilismo de unos, el absolutismo de otros y los caprichos de otros más", una deriva que da la idea, dice Romero de "hasta qué punto una persona va dando pasos olvidándose" de sus obligaciones. "Su personalidad, sus costumbres se han ido deteriorando a lo largo del tiempo", sentenciaba la autora.

De sus relaciones con el actual gobierno, Ana Romero destacó que Soraya es la mejor informada sobre las idas y venidas del rey Juan Carlos I. Tanto es así que, según la autora, sólo Soraya Sáenz de Santamaría estaba al tanto del viaje del Rey a Botswana durante el cual se cayó lesionándose la cadera.

Sobre Corinna, Romero cuenta en el libro -y así lo ha destacado en su entrevista en esRadio- cómo "en un momento dado hay un ministro del Gobierno de Rajoy que me ofrece darme una exclusiva a mí y no a otro colega de El Mundo, al que identificó con nombre y apellidos, si me abstenía de publicar una información que le relacionaba a él y a CSW". Una información jugosa de la que no ha querido desvelar el nombre del ministro.

En cuanto a la abdicación, Romero ha señalado que fueron Spottorno, Sanz Roldán y Felipe González quienes terminan convenciendo al Rey de que abdicase. Más concretamente González, "en quien el Rey confía" y que le dijo que "podía llevarse por delante la institución monárquica".

Tambíen ha recordado que el rey Juan Carlos no tenía buena opinión de Letizia Ortiz y consideraba que la princesa de Asturias no estaba preparada para ser reina. Tampoco creía que su hijo estuviera preparado para ser Rey y se resistió a ceder el trono. Según Romero, una de las cosas que no veía bien era que su hijo se hubiera casado con una periodista y no con alguien de la realeza.

De los cuatro últimos años en los que se centra el libro, Romero destaca como el peor momento en la vida del Rey "la primavera después de la operación de la hernia discal y en enero de 2014, después del fiasco de la Pascua Militar, cuando apenas pudo pronunciar el discurso. En aquel momento se montó la mundial en Zarzuela".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios