Menú

Teresa Rodríguez podría ser vicepresidenta de la Junta de Andalucía

La líder andaluza de Podemos ha transitado de unas supuestas condiciones radicales a unas condiciones "asumibles y a coste cero".

Pedro de Tena (Sevilla)
120

No es otra cosa lo que se desprende de sus últimas declaraciones efectuadas al diario El País. De confirmarse el camino elegido por Podemos, por su líder Pablo Iglesias y por la otrora radical Teresa Rodríguez, habrá pronto un gobierno andaluz a cuyo frente estarían dos mujeres: la presidenta Susana Díaz y una vicepresidenta, ella misma, Teresa Rodríguez. Por el momento, el PP y Ciudadanos se sitúan al margen de todo apoyo al régimen andaluz al que Podemos se presta a sostener los próximos años. Recuérdese que IU, con menos escaños que Podemos en 2012, obtuvo una vicepresidencia y que Podemos rebaja ya de forma clara sus "lineas rojas" para apoyar a un gobierno de Susana Díaz. Pero Rodríguez dice que no piden cosas para Podemos sino para la ciudadanía.

Teresa Rodríguez ha transitado de unas supuestas condiciones radicales a unas condiciones "asumibles y a coste cero". El escalón más alto que debía ser saltado por Podemos era la dimisión de Manuel Chaves y José Antonio Griñán, pero este último ya ha anunciado que deja la vida política (aunque no ha dejado el escaño en el Senado que le mantiene aforado) y Manuel Chaves ha comunicado que no volverá a presentarse en las listas del PSOE aunque de dimisión nada de nada. La interpretación más que benévola de Podemos es que estas conductas responde a la más importante de sus condiciones, aunque sean de "modo diferido". la Junta no trabaje con bancos que ejecutan desahucios y reducción de altos cargos— son perfectamente asumibles y a coste cero.

Respecto a Chaves y a Griñán, Rodríguez ha subrayado que "en este caso, está superado. Aunque lo hayan asumido de forma tácita, el hecho de que se retiren de la política por exigencia de la ciudadanía es un paso adelante, una victoria que hemos conseguido."

Ya sólo quedan, pues, como condiciones y ya ni siquiera sine qua non, que la Junta no trabaje con bancos que ejecutan desahucios y reducción de altos cargos, ninguna de ellas concretada. Según Rodríguez, estas son condiciones que "son las de los andaluces en torno a la corrupción y a sus circunstancias materiales. No son simbólicas. Las Administraciones tienen que estar a la altura de la circunstancias en unos momentos en los que la población lo está pasando mal. Hemos concretado las propuestas en el problema de los desahucios, que en Andalucía es una situación de emergencia, con 45 al día, y en los recortes en los servicios de atención a la ciudadanía.Reducir altos cargos permitiría ahorrar más de 23 millones de euros(en un presupuesto de 30.000 millones).

Podemos tampoco incide en proponer un proyecto de ley antidesahucios y lo explica de este modo: "Estamos pidiendo un gesto: revisar todos los convenios de la Junta con entidades financieras para no ser cómplices de las prácticas que entendemos ilegales de las entidades financieras al desoír las sentencias de los tribunales de la Unión Europea, que marcan con claridad que se están incumpliendo los estándares internacionales en materia de derechos humanos. No puede haber desahucios de la vivienda habitual sin alternativa habitacional y no se pueden generar situaciones de exclusión social derivadas de las deudas perpetuas o de no aplicar la dación en pago. La Junta tiene un enorme papel de presión a través de sus cuentas bancarias, sus depósitos y sus convenios para que las entidades que se benefician del dinero de los andaluces y las andaluzas apliquen la normativa." La Junta puede elegir trabajar con entidades que cumplen las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE.

Respecto a los altos cargos, Podemos traza diferencias entre Gobierno y Administración. Según su líder andaluza. "los funcionarios y los trabajadores públicos tienen menos tendencias a hacer mal uso de los fondos que quienes han sido colocados a dedo por los partidos. Romper con las redes clientelares supone profesionalizar la Administraciones públicas. Los directores generales no tienen que ser de libre designación. Podemos prescindir de los delegados provinciales y de los directores generales designados por los partidos. La Administración puede perfectamente funcionar con consejeros y viceconsejeros.

Podemos pasa de puntillas por el paro andaluz, el más elevado de Eapaña aunque dice no renunciar a poner en marcha un nuevo modelo productivo como si tal operación fuera una decisión política. Pero lo que destacan en este momento es que para pactar y apoyar a un gobierno de Susana Díaz, lo que quieren son "gestos sencillos, que son de coste cero, difícilmente rechazables y que mantenemos con absoluta firmeza. En nuestro electorado hay gente que entiende que ni PP ni PSOE han dado respuestas y nos exige firmeza."

Teresa Rodríguez destila que no quiere sillones sino "ganar cosas para la ciudadanía". Por ello, no teme el coste electoral que tendrá la Operación que conlleva el sostenimiento del PSOE en el gobierno andaluz. Cree que "el electorado lo entenderá y sabrá que Podemos es una fuerza útil, que consigue cosas antes de desplegar su actividad legislativa plenamente", añadiendo que lo pasa en Andalucía es cosa del grupo parlamentario de Podemos y de su dirección andaluza y de nadie más.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Vídeo: La apabullante lección de historia de Federico contra la última cacicada de Sánchez
    2. Así es cómo Podemos quiere acabar con tus ahorros
    3. El 'efecto boomerang' de la cacicada: no habrá PGE hasta después de las europeas
    4. Un triatleta alemán, vetado en un buffet libre por comerse más de cien platos
    5. Así vivió 'Sálvame' la llamada de Pantoja, que pudo cometer su "peor error"
    0
    comentarios

    Servicios