Menú

Las cifras de la presencia militar de Estados Unidos en España

El tercer destructor norteamericano del escudo antimisiles, el USS Porter, ha llegado a Rota. El cuarto y último llegará en otoño.

40

El destructor USS Porter, el tercero de los cuatro buques de guerra estadounidenses que forman parte de la estructura del escudo antimisiles de la OTAN en el sur de Europa, llegó en la mañana de ayer jueves a la base de Rota (Cádiz). A bordo del mismo, una dotación de 270 marines norteamericanos que estarán destinados en España durante una rotación de, al menos, un año, y que vendrán acompañados por sus familias.

Los dos primeros destructores llegaron durante el año 2014. El primero de ellos, el USS Donald Cook lo hizo el 11 de febrero de 2014. El segundo, el USS Ross, lo hizo en el mes de julio. El cuarteto está previsto que se complete este mismo año, con la llegada del USS Carney durante el otoño. Cuando esto suceda, habrá un total de 1.200 marines estadounidense destinados en Rota, que estarán acompañados, aproximadamente, por unos 1.500 familiares.

A los militares norteamericanos con base en Rota, se unen también los desplegados en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla). En estos momentos hay destinados 850 marines -cifra que se puede elevar hasta los 1.100 efectivos en periodo de relevo-, acompañados por 12 aviones de transporte -entre ellos, los modernos V-22 Osprey de despegue vertical-, otras cuatro aeronaves de repostaje y otro avión de apoyo.

Esta presencia en la provicia sevillana fue renovada por otro año de duración por el Consejo de Ministros el pasado mes de abril, aunque los Gobiernos de España y Estados Unidos negocian desde enero un nuevo convenio que convertiría Morón en base permanente -ahora es temporal- del Mando África de Estados Unidos (AFRICOM), que traería consigo un aumento del despliegue norteamericano hasta una cifra máxima de 3.000 militares.

Este aumento de la presencia estadounidenses está beneficiando de forma considerable la formación y adiestramieto de las Fuerzas Armadas españolas. Como muestra, durante los primeros cuatro meses de este 2015 se han realizado ya un total de 19 ejercicios bilaterales con militares de ambos países, que comprenden desde la formación en paracaidismo y submarinismo, hasta la desactivación de explosivos, el repostaje aéreo o los desembarcos anfibios.

El último ejemplo de ello tuvo lugar la pasada semana, cuando una Sección de Marines participó junto a la 6ª Compañía de la VIII Bandera del Tercio "Juan de Austria", 3º de la Legión, en el ejercicio combinado "Mañobre 2015", que se desarrolló en el Campo de Tiro y Maniobras de la base "Álvarez de Sotomayor", en Viator (Almería).

Impacto económico

La presencia de las tropas norteamericanas en las dos bases andaluzas está suponiendo una destacada inyección económica para la zona y está aportando una importante cantidad de empleos a ambas provincias. Según datos facilitados por la Embajada de Estados Unidos en España, en 2014 garantizaron aproximadamente 3.500 contratos de trabajo entre fijos o por obra, además de más de 120 millones de euros a través de contratos y servicios.

La Fuerza Aérea tiene contratos firmados con empresas sevillanas del área de Morón de la Frontera por un valor económico de entre 6 y 7,5 millones de euros, según las revisiones anuales y exigencias del momento. El Cuerpo de Marines ha gastado en 2014 un total de 1,7 millones de euros en contratos relacionados con el transporte, telecomunicaciones, servicios públicos, ropa blanca, mobiliario y otros servicios.

En lo que a la base gaditana de Rota se refiere, la Armada estadounidense ha invertido más de 43 millones de euros en proyectos de mejora para la base, lo que se une varios contratos cerrados con Navantia para dos grandes proyectos de mantenimiento de 100 días, con una fuerza laboral media de 350 trabajadores españoles al día, y numerosos proyectos menores por un coste aproximado de 37 millones de euros.

Estos contratos están a parte del gran acuerdo firmado entre el Gobierno de Estados Unidos y la constructora naval española en 2013, con una duración de siete años y por un montante económico de 229 millones de dólares, para que Navantia sea la responsable del mantenimiento de los destructores estadounidenses que forman parte del escudo antimisiles de la Alianza Atlántica.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios