Menú

El Patrullero oceánico P79 Vencedora, diplomacia basada en la Defensa

Adiestra en seguridad marítima a Marinas africanas para aumentar hacer el continente más seguro.

9
Adiestra en seguridad marítima a Marinas africanas para aumentar hacer el continente más seguro.
Patrullero P79 Vencedora

Exportar formación en seguridad para hacer tu propio país aún más seguro. Ésa es la filosofía que está siguiendo el Gobierno español en África, un continente de cuya estabilidad depende en buena medida la seguridad de España, sobre todo en un momento en el que la fragilidad de algunos de sus estados está haciendo que el yihadismo, las mafias de la inmigración y los grupos de crimen organizado campen a sus anchas.

Con este objetivo se ha puesto en marcha la denominada ‘diplomacia de Defensa’ cuyo máximo exponente en estos momentos el patrullero oceánico P79 Vencedora, una embarcación de 90 metros de eslora y 1500 toneladas con capacidad para navegar por cualquier parte del mundo, y que va armada con cañón, ametralladora de 20mm, radares de navegación, sistema de infrarrojos, misiles harpoon o radar antiaéreo.

Con una tripulación de ochenta marineros, incluido un equipo de infantes de Marina, partió del puerto de Cartagena el pasado mes de marzo y durante tres meses recorrerá la costa atlántica del continente negro con el objetivo de formar militarmente a algunas marinas africanas. Sus primeras paradas han sido Gabón y Ghana, país este último en pleno Golfo de Guinea, uno de los puntos calientes del continente.

Ahora se encuentra estacionada en la Base Naval de Dakar, donde van a permanecer unas dos semanas más para que la Marina senegalesa se adiestre en materias relativas a la seguridad marítima, cuyas principales amenazas van "desde la pesca ilegal hasta la inmigración ilegal, el tráfico de drogas, los movimientos de grupos terroristas, el tráfico de armas o la piratería", según el capitán de corbeta Miguel Perales Garat, al mando de la embarcación.

"Tenemos múltiples actividades de adiestramiento en puerto, con el barco atracado. Cada día vienen aquí un grupo de 20 ó 25 personas de la Marina de Senegal y les damos adiestramiento en varias áreas: buceo, seguridad interior (lucha contra incendios a bordo, lucha contra inundaciones...), sanidad (procedimientos navales) y MIO (visita y registros)", continúa.

Precisamente, este último curso, impartido por los infantes de Marina españoles del Patrullero es uno de los más solicitados, pues trasmite las claves para llevar a cabo un buen asalto a embarcaciones sospechosas. "Este adiestramiento les permite salir a la mar con sus barcos a navegar y tener equipos preparados de visita y registro preparados", añade.

Una vez abandonen el puerto de la capital senegalesa, su siguiente destino será Cabo Verde, donde las Fuerzas Armadas españolas también han llevado durante meses una misión de asesoramiento en medicina militar. Después, Mauritania, donde realizaron una parada logística antes de bajar hasta Gabón y donde aprovecharon para cerrar el tipo de cursos de formación que se impartirán en el último destino africano.

Este esfuerzo español no es unidireccional. "Todas las marinas de la zona son emergentes, tienen unas capacidades limitadas pero todas van creciendo año tras año. Están adquiriendo embarcaciones en Europa y formando allí a sus tripulaciones. Poco a poco van adquiriendo capacidades. Pero primero debemos centrarnos en la en seguridad marítima, que es la más fácil, y dejando a un lado la parte de combate naval", concluye Perales Garat.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios