Menú

El secretario general del PSOE de Almería, acusado en el caso Marismas

Muy próximo a Susana Díaz, ha sido acusado de pertenencia a grupo criminal.

Rafael Escuredo, el "elefante blanco"

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La Guardia Civil cree que José Luis Sánchez Teruel, actual secretario general del PSOE de Almería, alto cargo muy próximo a Susana Díaz y al ex consejero imputado en el caso ERE, Martín Soler, ha incurrido en delitos tales como tráfico de influencias, negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos, fraude y exacciones, coacciones y, sobre todo, pertenencia a grupo criminal. Sánchez Teruel es una de las piezas claves de Susana Diaz en el Parlamento andaluz, de cuya Diputación Permanente fue miembro por orden de Díaz.

José Luis Sánchez Teruel fue director general de Regadíos de la Junta de Andalucía en la trama que investiga el juez de instrucción número 16 de Sevilla acerca del fraude en las obras de modernización de la marisma del Guadalquivir, donde según la Oficina Antifraude de la Unión Europea se desviaron fondos comunitarios por valor de más de cuarenta millones de euros en un proceso que se inició con el supuesto amaño del concurso de adjudicación del proyecto y continuó con la falsificación de las certificaciones para justificar ante Bruselas unos gastos que en realidad no se habían producido.

Los informes solicitados por el juez indican que, en resumen de ABC, después de dilapidar todo el dinero que costaba la obra, 63 millones de euros, ésta sólo estaba ejecutada al 70 por ciento. En este momento hay imputados 13 personas, a las que el instructor tomará declaración a partir del 19 de junio.

La investigación de las grabaciones ha demostrado que la Junta de Andalucía presionó para amañar el concurso que adjudicó el proyecto a la empresa Befesa y luego realizó presiones para que las certificaciones se inflaran con el objeto de que no se perdieran los fondos europeos.

Es más, en una de estas grabaciones, en poder de Libertad Digital, se menciona la presencia en el caso de un "elefante blanco", con vínculos tanto en Abengoa, la matriz de Befesa, como en la Junta de Andalucía. Según uno de los ahora imputados, el elefante blanco de la firma inicial de la operación habría sido el ex presidente de la Junta de Andalucia, Rafael Escuredo.

Además, el primer gerente de la UTE que realizó las obras, asegura en esas grabaciones que se pagaron casi nueve millones de euros en una primera certificación sin que se hubiera puesto un solo ladrillo. Es más, asegura que "cuando comienza la obra, en el año 2006, hay solamente un equipo que coloca tuberías". Y añade que se realizó una operación para "enmascarar" tres millones de euros en una certificación, metiendo 1,5 como acopio de materiales y el resto como avales, por orden de Sánchez Teruel. Concretamente, los agentes le preguntan quién le obligó a "hacer esa irregularidad" y el testigo acusa sin vacilar al socialista subrayando, además, que consideró aquella orden "una coacción o amenaza".

En las grabaciones, uno de los regantes explica que "el famoso José Luis (Sánchez Teruel), director general de Regadíos, entonces nos dijo: vosotros tenéis aquí el proyecto de Palmilla y tenéis aquí el proyecto complementario y tenéis aquí el proyecto de caminos y tenéis aquí esto y tal. Yo puedo hacer así o así", en referencia a que se podía encargar de que la Comunidad de Regantes Marismas del Guadalquivir no recibiera más ayudas de la Junta. Uno de los presentes le dijo que conocía al consejero, a lo que Sánchez Teruel, según la grabación, contestó: "Usted puede ser amigo de José Luis Rodríguez Zapatero, esto funciona así".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso