Menú

Rajoy no menciona ni a las víctimas ni a la lucha contra ETA en Vitoria

Promete que el tren de alta velocidad llegará a País Vasco en 2019 y rechaza pactar "con los que acaban de llegar hace media hora".

86
Promete que el tren de alta velocidad llegará a País Vasco en 2019 y rechaza pactar "con los que acaban de llegar hace media hora".
Rajoy saluda en el acto electoral en Vitoria | PP

Tradicionalmente en las campañas, el mitin celebrado en el País Vasco era aquél en el que Mariano Rajoy hacía una encendida defensa de las víctimas de ETA y marcaba las líneas rojas con respecto a la lucha contra el terrorismo. Prácticamente siempre decía lo mismo, pero sus palabras sobre el tema eran rápidamente elevadas al titular. No fue así en esta ocasión.

En Vitoria, el presidente dejó las referencias a las víctimas a Javier Maroto -el alcalde de la ciudad y candidato a la reelección, que mentó a Marimar Blanco, que estaba presente en el acto- mientras que Arantza Quiroga se encargó de atizar a Bildu. "Quieren acabar con el PP, primero con ETA y ahora políticamente", fue, en todo caso, lo más que dijo.

"El PP vasco no es cualquier cosa. Ha dado muchas batallas, las batallas más difíciles y, desgraciadamente, casi siempre en solitario", remató Rajoy, sin alusiones concretas a la banda terrorista ETA. Su mensaje estrella vino en forma de anuncio. Según garantizó, el tren de alta velocidad llegará a la comunidad en 2019 –esto es, en la próxima legislatura- si las inversiones se mantienen al ritmo actual.

Por lo demás, el jefe del PP se aferró al guion de campaña con el que, según sus estrategas, está logrando cambiar la tendencia y que los populares vayan sumando votos día a día. "No hemos nacido en ninguna tertulia ni en ningún plató de televisión", cargó contra los partidos emergentes, y en especial contra Ciudadanos. "Tenemos el mismo discurso en todas partes", sacó pecho, no sin enarbolar la bandera del patriotismo y proclamarse garante de "la unidad de la nación española y su soberanía".

Así, en tiempos de pactos -sus barones siguen insistiendo en que necesitarán a los de Albert Rivera para mantenerse en el poder-, Rajoy rechazó cualquier "coalición" que no sea con los ciudadanos. "Somos un partido para pactar con la gente y no con 54, algunos que acaban de llegar en media hora", trató de zanjar la cuestión. Otra cosa es los propios candidatos digan en privado.

Rajoy también insufló ánimos a un PP vasco en horas bajas, con unas encuestas muy negativas. "No me las creo", recalcó Quiroga. En el acto estuvo presente toda la dirección regional, no muy bien avenida. Incluido Alfonso Alonso, hoy ministro de Sanidad. "Hemos estado en los momentos difíciles, siempre difíciles, particularmente aquí, dando la cara defendiendo las ideas, la vida, los derechos fundamentales y la libertad", sentenció el presidente.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation