Menú

Interior actualiza el plan antiterrorista por la amenaza islamista

Los niveles de alerta se modifican de cuatro escalas con dos grados a cinco escalas sin grados.

0
Los niveles de alerta se modifican de cuatro escalas con dos grados a cinco escalas sin grados.
Agentes de la Policía Nacional. | Archivo/EFE

La amenaza del terrorismo islamista, mucho más nítida en la actualidad que en el año 2005, cuando se realizó el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista que venía funcionando hasta la actualidad, ha obligado al Ministerio del Interior a actualizar y rediseñar el mismo para mejorar la protección de los potenciales objetivos terroristas y para reforzar las capacidades de investigación y neutralización de esta amenaza.

"El actualizado Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, que deroga el elaborado en 2005, responde a la necesidad de abordar una profunda revisión de nuestro sistema de protección frente a los riesgos derivados de la amenaza terrorista, como consecuencia de las transformaciones que, en los últimos años, ha sufrido este fenómeno", han explicado este miércoles desde el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz.

"Los rápidos cambios que, en los últimos tiempos, se han producido en la naturaleza de la amenaza terrorista, han agotado las posibilidades de adaptación a las nuevas necesidades de las medidas diseñadas en 2005, y han diversificado los potenciales riesgos para nuestra sociedad", pese a que mantienen que ha sido útil hasta estos momentos gracias a las actualizaciones que se realizaron en los años 2009 y 2012.

El nuevo texto amplía el abanico de posibles objetivos terroristas adaptándolo a las nuevas circunstancias, como la posibilidad de atentados perpetrados por lobos solitarios, priorizando y reforzando la protección de estos posibles objetivos. Se trata de evitar ataques como el sucedido el pasado mes de enero en París (Francia) contra la revista satírica Charlie Hedbo, priorizando y reforzando la protección de estos posibles objetivos.

También articula nuevos mecanismos para garantizar la coordinación y seguimiento de la evolución de la amenaza, que tienen por objetivo garantizar una mejor adecuación de las medidas adoptadas a la intensidad y naturaleza de la misma.

El cambio más visible se produce en la estructura de los niveles de alerta antiterrorista. Se pasa de los cuatro niveles con dos intensidades (alta y baja) a una nueva clasificación de cinco niveles. El Nivel 1 corresponde a riesgo bajo, el Nivel 2 a riesgo moderado, el Nivel 3 a riesgo medio, el Nivel 4 a riesgo alto y el Nivel 5 a riesgo muy alto. Para cada nivel de amenaza se concreta un catálogo de medidas preventivas precisas.

Desde los atentado islamistas de París, España se encontraba en un nivel de alerta terrorista de nivel 3 con intensidad baja en la anterior escala. A partir de ahora, la actual amenaza se sitúa en el nivel 3 de riesgo medio.

En España

    0
    comentarios

    Servicios