Menú

José Manuel Villegas:"El PP tiene que despolitizar Telemadrid y no aplicar el rodillo parlamentario"

El vicesecretario general de Ciudadanos advierte a Cifuentes que si no cumple lo que se acuerde habrá consecuencias.

113
El vicesecretario general de Ciudadanos advierte a Cifuentes que si no cumple lo que se acuerde habrá consecuencias.
José Manuel Villegas. | David Alonso Rincón

José Manuel Villegas (Barcelona, 1968) repone fuerzas con un café y un donut tras una intensa entrevista en esRadio. Es el hombre que más tiempo y de manera más cercana ha trabajado con Albert Rivera. Nada de lo que pasa en Ciudadanos se le escapa a este profesor de Derecho Fiscal, licenciado por la Autónoma de Barcelona, que en su treintena decidió implicarse contra el nacionalismo en su tierra.

Ustedes han repetido reiteradamente que no negocian a cambio de sillas o cargos, pero en Madrid han logrado la vicepresidencia de la Asamblea.

No está relacionado con el pacto de investidura. Queríamos que en la mesa estuviesen todos los grupos. Eso es importante para cambiar los hábitos que se han tenido en las últimas legislaturas.

¿A qué se refiere?

El PP ha aplicado el rodillo parlamentario, como demuestran las resoluciones judiciales condenando a la mesa fruto de las denuncias de UPyD. Eso no se puede repetir. Los madrileños han votado cambio. La Asamblea va a ganar protagonismo en los próximos años, eso puede que se realice mediante un cambio de reglamento. Ni siquiera los horarios son aceptables, con esos plenos que terminan a altas horas de la noche y dificultan la labor de los medios de comunicación.

¿Es el de las primarias el punto más importante de su decálogo de regeneración?

No, todos son importantes. La recepción del documento por parte de Cristina Cifuentes ha sido muy positiva, la negociación va por buen camino.

D.A.

¿Han hablado de Telemadrid?

Nosotros vamos a poner en la mesa su necesaria despolitización.

A Ciudadanos le corresponde nombrar un consejero, UPyD renunció.

Proponemos cambiar la forma de nombramientos, reforzando aún más las mayorías. Además, exigimos el compromiso de no utilizar Telemadrid como un arma de propaganda política. Esto puede sonar a típico buen propósito de principio de curso, pero le garantizo que si el PP no cumpliera los compromisos de lo acordado eso tendrá consecuencias en las votaciones parlamentarias. Se tiene que tomar en serio una televisión plural y sin injerencias políticas.

¿Hay que readmitir a los despedidos en el ERE?

No le puedo decir. Es una cuestión que Ignacio Aguado y nuestro equipo estudiarán.

Se les ve demasiado sorprendidos por la actitud del PSOE en Valencia hacia Compromís. ¿No hablaron de eso Albert Rivera y Pedro Sánchez?

No, se habló sobre todo de Madrid. Albert se remitió a los grupos de negociación en cada autonomía, no le pareció que fuese el lugar para hablar de la posibilidad concreta de pactos.

Sí hablaron de Cataluña.

Se le transmitió al secretario general del PSOE, y ese mismo día al presidente del Gobierno y del PP que si tras las elecciones en Cataluña hay una mayoría constitucionalista se intente formar un gobierno alternativo al nacionalismo, sin separatistas.

Eso sería, si ustedes superan a PSC y PP, como han hecho en algunos lugares en las municipales, un Gobierno monocolor de Ciudadanos con respaldo de socialistas y populares.

En principio sí, y aspiramos a ser la formación constitucionalista más votada, pero en el caso de Cataluña, por la propia excepcionalidad de la situación, estaríamos abiertos a otras fórmulas. Hay una prioridad y una emergencia: parar el proceso separatista.

Está claro dónde están CiU, ERC y las CUP, pero a su juicio, ¿dónde quedan con respecto a ese proceso ICV y Podemos?

Lo tendrán que definir ellos. ICV ha ido participando con diferentes ritmos, entrando y saliendo, y Podemos ha sido contradictorio. Su principal figura, aunque no sea propiamente del partido, Ada Colau, se declaró votante a favor de las separación de Cataluña el 9 de noviembre. Su posición, por tanto, es claramente separatista.

Usted es un veterano de Ciudadanos, está en el partido desde su fundación hace una década y es además diputado en el Parlament. ¿No da un poco de vértigo acudir a las cuartas elecciones autonómicas, con las encuestas más a favor que nunca, sin el principal líder del partido?

Tendremos que decidirlo. Es posible que concurra a las catalanas y a las generales, la decisión se tomará pronto, porque el 4 de julio tenemos primarias. Llevamos una trayectoria de años y, con independencia del candidato, haremos un buen papel, porque la gente ve a Ciudadanos como la verdadera oposición al separatismo.

Presentarse con el mismo candidato a las generales y a las catalanas es, jurídicamente, posible. ¿Políticamente es entendible? Ustedes piden combatir las incompatibilidades y la acumulación de cargos.

Son muchos factores a valorar. Lo que en ningún caso haremos es engañar, si se presenta a las dos se explicará a la opinión pública. Las dos primarias se hace a la vez, eso ayudará a clarificar la situación.

José Manuel Villegas, como militante, ¿qué opción prefiere?

La que elija Rivera será la idónea, él se equivoca menos que yo [risas]. Hay que acabar de madurarlo. Es también una decisión personal de Albert. Seguro, seguro, será candidato de una de las dos.

¿Habrá independientes en las catalanas?

Es posible. Los tuvimos en las europeas, con Javier Nart y Juan Carlos Girauta. Quien venga a sumar es bienvenido y abriremos las primarias.

Villegas posando para LD. | D.A.

Quería preguntarle por Luis Garicano, precisamente un independiente que desde hace meses colabora muy activamente con ustedes. Es evidente que en el caso de las dimisiones de los consejeros de la Comunidad de Madrid discrepó abiertamente del partido.

Me imagino que tiene en estima a esta persona [Lucía Figar] pero nosotros no podemos distinguir entre unos imputados y otros. Nos volveríamos locos. Para evitar la subjetividad hemos trazado una línea clara para el abandono de una actividad representativa: la imputación por corrupción política. De ahí no nos vamos a mover.

Si algo ha quedado claro en la política de pactos, sin ir más lejos en Madrid, es que aunque ustedes abominan de los "cordones sanitarios" con Podemos no van a ningún lado.

Las discrepancias económicas son muy profundas y eso dificultará acuerdos generales. Pero seguro que en cuestiones de regeneración democrática vamos a coincidir.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios