Menú

El Ayuntamiento de Barcelona paga 65.000 euros al año por el alquiler de un local 'okupa'

El exalcalde Xavier Trias abonó al dueño del inmueble, donde había una oficina bancaria, todo el importe del año 2015 para evitar un desalojo.

(Barcelona)
21
El Ayuntamiento de Barcelona paga 65.000 euros al año por el alquiler de un local 'okupa'
Banco Exproiado | Imagen TV

El exalcalde Xavier Trias abonó al dueño del inmueble, donde había una oficina bancaria, todo el importe del año 2015 para evitar un desalojo.

El "Banco Expropiado" es el nuevo símbolo de "Warcelona", la ciudad antisistema, okupa y radical, un triunfo de los "movimientos alternativos" que en este caso no se debe a la mediación de la alcaldesa Colau sino a la magnanimidad del exalcalde convergente Xavier Trias. Como su nombre indica, el local es una antigua oficina de la Caja de Tarragona, que se integró en Catalunya Caixa antes de su adquisición por el Estado, emplazada en el 181 de Travesera de Gracia, una de las calles comerciales más transitadas de Barcelona.

En el inmueble tienen lugar actividades como talleres de pintura, costura, ballet, conciertos, todo tipo de celebraciones y alberga también una "tienda gratuita" (sic) de libros y ropa. Tras el cierre de la oficina bancaria, un grupo de okupas decidió adueñarse del local y convertirlo en una de sus sedes en el distrito, un escaparate a pie de calle. Para evitar el desalojo judicial, el consistorio de Trias decidió hacerse cargo del pago del alquiler durante todo 2015, un año electoral en el que la extinta CiU no quería verse envuelta en otra crisis como la de Can Vies, cuyo frustrado desalojo desencadenó una semana de disturbios en toda Barcelona el pasado verano.

El local fue vendido por Catalunya Caixa al empresario inmobiliario Manuel Bravo Solano. Además, la entidad bancaria emprendió acciones judiciales para el desalojo del local y, según los okupas, Bravo Solano les ofreció 12.000 euros para que se fueran, pero hicieron caso omiso de la oferta.

El PP pide que se rescinda el contrato

En medio de las "negociaciones" y a fin de impedir el desalojo, Trias decidió que las arcas municipales se harían cargo del alquiler cuyo importe anual, según ha denunciado el presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández, asciende a 65.000 euros. El PP ha pedido a la alcaldesa Colau que rescinda el contrato y al exalcalde Trias, una explicación.

La versión de los okupas tan generosamente subvencionados está en su propia página web primero en catalán y a continuación en español. En ella explican que la concejal del distrito, la convergente Maite Fandos, aprovechó el último día del mandato para avisar a los okupas de que era el Ayuntamiento de CiU quien había dejado pagado el alquiler durante todo 2015. Quería que quedase claro. Así lo cuentan los beneficiarios, que pese a todo, no están de acuerdo: "El pasado 12 de junio, en el último día de su mandato como regidora del distrito de Gràcia, apareció en el Banc Expropiat Maite Fandos. Su intención, por ella misma así expresada, era comunicarnos que desde principios de año y hasta diciembre de 2015 el consistorio ha estado pagando un alquiler por el Banc Expropiat al propietario del espacio".

Siguen: "Primera noticia que teníamos e imaginaos la cara que se nos quedó. Según ella, lo ha hecho porque considera que el proyecto vale la pena debido a la tarea social que desarrolla en el barrio. También afirma que no nos lo había comunicado antes porque sabía que no estaríamos de acuerdo, y ciertamente no estamos de acuerdo ni queremos lo que han hecho".

Así pues, los okupas también piden explicaciones y llegan al punto de afirmar: "A nosotros no nos importa quién esté en el ayuntamiento, gobierne quien gobierne, sea Barcelona En Comú o sea CiU, nuestra línea política seguirá siendo la misma que hasta ahora: no hemos negociado ni pedido nada a las instituciones ni queremos tener relaciones de ningún tipo con ellas".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios