Menú

Mas oculta sus siglas, fagocita a ERC y veta a "castellanos por la independencia"

El líder nacionalista fuerza una candidatura conjunta de CDC y ERC en la que no será el número uno pero sí el candidato a presidir la Generalidad.

(Barcelona)
50

Tras semanas de contactos y dos días de intensas negociaciones, Artur Mas ha logrado imponer sus tesis ante Oriol Junqueras, el dirigente de ERC que ha aceptado fundir sus siglas en la "lista del presidente". Salvo que la dirección de los republicanos se oponga al acuerdo, habrá elecciones autonómicas el 27-S y CDC y ERC se presentarán juntos con un grupo de "civiles" procedentes de las entidades separatistas.

Contra todo pronóstico, el presidente de la Generalidad ha logrado que ERC se avenga a sus condiciones y acepte el papel tradicionalmente reservado a Unió, el de segunda fuerza o muleta electoral de CDC. En el reparto de los puestos para políticos en esa candidatura, los restos del partido de Mas ocuparían el sesenta por ciento, frente al cuarenta de ERC. Tanto Mas como Junqueras irían en puestos de salida y el primero tendría garantizada, en caso de victoria, la reelección como presidente de la Generalidad. El número uno tendría, por tanto, un carácter meramente honorífico. ERC, a cambio, pide que Mas se comprometa a llevar a cabo una declaración de independencia y fije un calendario real para la "desconexión" con el resto de España.

"Súmate" no está invitada

A falta de más detalles, que se darán a conocer entre este miércoles y el jueves, la candidatura tiene el respaldo de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y de Òmnium Cultural y está a expensas de la aprobación por parte de la dirección de ERC.

"Súmate", la organización satélite de ERC que agrupa a catalanes que se expresan en español (los "castellanos por la independencia", según el argot republicano), ha quedado al margen del acuerdo. Su principal dirigente, Eduardo Reyes, pidió a Mas participar en las "cumbres" pro lista civil, pero el president descartó tal posibilidad. Así, Reyes declaró: "Hablé con el presidente y me dijo que había muchas entidades y que no podía invitarlas a todas". Aún así, se plantó ante las puertas del palacio de la Generalidad para "presionar" a los políticos.

La prensa, tampoco

A pesar del carácter partidista, las reuniones se han celebrado en la sede del gobierno autonómico. Eso sí, ni se ha permitido el acceso a "Súmate" ni a los periodistas, que hacen guardia en la plaza de San Jaime a pesar de que el Palau cuenta con una gran sala de prensa. Los periodistas querían seguir desde ahí el curso de las negociaciones, pero la petición fue denegada.

En esta ocasión, la información sale con cuentagotas de los protagonistas de estos encuentros. Todo son buenas palabras, guiños al electorado independentista y la consigna de que el acuerdo está a punto de salir del horno. No ha trascendido ningún nombre de los componentes de la candidatura, pero suenan con fuerza los de Carles Viver Pi-Sunyer, el "comisionado para la transición nacional", Pilar Rahola, Muriel Casals, presidenta de Òmnium, Jordi Sánchez, de la ANC, Carme Forcadell, exlíder de la Asamblea, Lluís Llach, Joan Rigol, disidente de Unió y presidente del "Pacto Nacional por el Derecho a Decidir", así como el del entrenador del Bayern, Josep Guardiola, para cerrar la candidatura.

El acuerdo implica a Convergència, ERC, los escindidos de Unió y del PSC, y las entidades separatistas. Las CUP de David Fernàndez se han excluido y presentarán su propia candidatura. Según los dirigentes de esta formación, su electorado no tolera a Artur Mas, por lo que no hubieran votado una lista que aparecieran las CUP con el presidente de la Generalidad.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation