Menú

Chile investiga a Ánfora, otra empresa andaluza de formación ligada al PSOE

La internacionalización de Ánfora Formación comenzó en el año 2008 con la constitución de Ánfora Chile.

(Sevilla)
2

Si este martes dábamos cuenta de la investigación en marcha sobre las actividades del ex consejero de la Junta, Ángel Ojeda, y sus fundaciones y empresas en Chile, hoy añadimos que otra empresa andaluza, Ánfora Formación, cuyos responsables han sido interrogados durante la Operación EDU-ende, también están siendo investigados en Chile en el marco de las pesquisas promovidas por el diario El Mercurio y su equipo de periodistas El Polígrafo.

Fue el propio director gerente de Ánfora Formación, Pedro Ramiro Palos Sánchez, el que afirmó en su página web: "En 2011 nos hemos centrado -explica Pedro Ramiro Palos- en países donde se habla español, como Chile, Colombia y México. En este nuevo año vamos a volcar todos nuestros esfuerzos en el potente mercado norteamericano, donde la presencia del español es cada vez más numerosa, y ello nos permite ofrecer sin dificultad nuestros servicios de elearning". Se refería a Miami como nuevo destino.

Según su propia información institucional, los centros operativos de la entidad en España están en Sevilla, El Puerto de Santa María -Cádiz-, Huelva, Málaga, Badajoz y Madrid y sus centros asociados en Almería, Granada, Jaén, Cáceres, Ciudad Real, Valencia, Barcelona, Tanger y Montpellier.

La internacionalización de Ánfora Formación comenzó en el año 2008 con la constitución de Ánfora Chile y se dedica a formar cuadros directivos y trabajadores de distintos sectores de la producción chilena. También tiene presencia en Colombia donde ha firmado acuerdos con empresas y universidades en el ámbito tecnológico. En México, produce material educativo para la educación primaria y secundaria.

Además de América, la internacionalización de esta empresa está localizada en Portugal, país donde Ánfora creó una empresa en 2006 que gestiona desde Badajoz, la ciudad con más influencia lusa de España. "En un horizonte temporal más amplio, otros de nuestros objetivos son Gran Bretaña, Francia y Marruecos", añadía Pedro Ramiro Palos.

La Junta apoyó la presencia chilena

La matriz Ánfora Formación desarrolló una nueva plataforma de teleformación en Chile que, para su creación e implantación, contó con el apoyo de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior -EXTENDA- según se lee en la propia web de Ánforma Formación.

La implantación de esta nueva plataforma de formación e-learning de ÁNFORA CHILE creaba un centro de estudios que permitiría realizar cursos bajo demanda cómodamente a través de Internet, nueva forma de aprender flexible y sin horarios fijos puesto que todos los cursos eran100% online. Con ello la entidad creía posicionarse en el mercado internacional aumentando su inversión en el mercado exterior.

De hecho, anunció cursos de formación de formadores en Bogotá impartidos en plataformas Moodle, una institución de educación superior de carácter tecnológico, privada, sin ánimo de lucro, dedicada a la formación de profesionales a nivel técnico profesional y tecnológico.

El caso EDU y Ánfora Formación

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal -UDEF- de la Policía Nacional imputaron en la reciente Operación EDU a los administradores de la firma sevillana Ánfora Formación, Pedro Ramiro Palos Sánchez y Félix Martín Moreno. La empresa, bien agraciada por las subvenciones de la Junta, incumplía los requisitos de las convocatorias y desviaba presuntamente los fondos para otros fines.

En la convocatoria que fue aprobada en febrero de 2011 y adjudicó un total de 12,1 millones de euros a 129 sociedades mercantiles para que organizaran acciones formativas para empleados, la empresa de Palos Sánchez y Martín se llevó 311.025 euros, el importe más alto del expediente. Pero Ánfora consiguió más dinero que ayuntamientos y mancomunidades de la provincia y también que la propia Diputación de Huelva, a pesar de que tenía su sede social en Sevilla.

Sólo en tres años, entre 2009 y 2011, la sociedad habría percibido un total de 1.090.619 euros mediante subvenciones directas. En otra convocatoria de 2011, la Consejería de Empleo le concedió otros 290.227 euros.

Pero las ayudas llegaban a Ánfora vía terceros porque la empresa era elegida por asociaciones vecinales de toda Andalucía para encargar la organización de cursos para los que habían obtenido financiación pública. Curiosamente, la mayoría de ellas casi no tenían actividad y menos aún disponía de profesores, lo que no impidió que la Junta les concediera también subvenciones para formación de trabajadores.

Una tal Confederación de Asociaciones de Vecinos de Andalucía -CAVA- acumuló ayudas entre 2009 y 2012 por valor de 683.000 euros. Por su parte, otra entidad casi fantasma, la Asociación de Mujeres Vecinales de Andalucía, captó más de 200.000 euros en 2009 y 2010. Y la Asociación de Jóvenes Vecinos de Andalucía ingresó otros 150.000 euros entre 2009 y 2012. Una parte de los fondos quedó en tales entidades y el resto del dinero fue a destinada a la subcontratación con Ánfora para la supuesta realización de cursos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation