Menú

Cerco a la banda del 3%: el partido de Mas y 15 ayuntamientos bajo la lupa judicial

Los investigadores hallaron en la caja fuerte de Sumarroca papeles para tirar del hilo y registrar las sedes de Convergencia y de su fundación.

0
Los investigadores hallaron en la caja fuerte de Sumarroca papeles para tirar del hilo y registrar las sedes de Convergencia y de su fundación.

Una década después de la denuncia de Pasqual Maragall en el parlamento catalán -"ustedes tienen un problema y ese problema se llama 3%", dijo el entonces "president" mirando a Artur Mas-, el sistema de corrupción institucionalizado se cierne sobre la campaña separatista y sobre el líder de CDC. Según los investigadores, la empresa Teyco, de la familia Sumarroca, "donaba" dinero a la fundación convergente, CatDem, que ésta traspasaba al partido como pago de supuestos servicios que le prestaba la formación nacionalista mientras los miembros de la fundación dotaban de "argumentos" y "discurso" al partido nodriza. Estas donaciones eran el 3%, y algo más en no pocos casos, del monto de las adjudicaciones de obras que recibían los Sumarroca por parte de ayuntamientos gobernados por CiU. Un triángulo que entre donaciones, sobrecostes y facturas falsas o infladas en el mejor de los supuestos ha llevado a las arcas del partido de Mas más de dos millones de euros de dinero público, como mínimo, entre 2008 y 2012

De momento son cinco los municipios donde la Guardia Civil ha emprendido las pesquisas respecto al rastro de las adjudicaciones y comisiones. En Sant Cugat, gobernado por la portavoz de CDC y presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, Teyco construyó una promoción de viviendas públicas con un coste de 4,6 millones de euros; en Sant Celoni, un centro de formación ocupaciones de casi dos millones; en Lloret de Mar, un parque de 1,7 millones, en Torredembarra, un aparcamiento de dos millones y medio; así como una piscina municipal cubierta en Figueras de 1,7 millones. Todo ello son operaciones de finales de la pasada década, en lo más duro de la crisis para las constructoras. Suman más de doce millones de euros. En Teyco, los Sumarroca no tenían problemas. De todas estas cantidades, entre un tres y un cinco por ciento habrían ido a parar a CDC. Primero a su fundación con el formato de donaciones de los filantrópicos Sumarroca, íntimos de los Pujol y cofundadores del partido, a la causa separatista y de ahí a CDC en pago virtual de limpieza, mantenimiento informático, seguridad, formación, asesoramientos varios, material de oficina y otros conceptos no menos genéricos.

Réplica del caso Palau

Una réplica del caso Palau en la que aparece también el nombre de Daniel Osàcar, gerente de CDC retirado, pero imputado por delitos como blanqueo de capitales y tráfico de influencias. Su ordenador fue hallado por la Guardia Civil en el despacho que antaño ocupaba el exalcalde de Barcelona, Xavier Trias, en la sede convergente. Su correspondencia con Jordi Sumarroca desvela algunas de las claves y conexiones entre las adjudicaciones de obra pública y los ingresos en CDC, lo que sumado a los cálculos manuscritos hallados en la caja fuerte de Sumarroca cierran el círculo sobre el método de financiación ilegal. El sustituto de Osàcar, Daniel Viloca, ha asumido las funciones de gerente del partido y de la fundación. Era su trituradora la que echaba humo y en la que los agentes de la Guardia Civil han encontrado restos de papeles relativos a Teyco que a estas horas tratan de reconstruir.

Más ayuntamientos implicados

Llueve sobre mojado y aún faltan por examinar más de veinte adjudicaciones en al menos en otros diez importantes ayuntamientos en manos de Convergencia durante los últimos años. De ahí que Mas aventurara el viernes: "En las próximas cuatro semanas pasarán muchas cosas y las veremos de todos los colores". Esas palabras fueron lo único que se puede considerar por parte de Mas una alusión a los registros y las investigaciones sobre el caso del 3%. Quedan por examinar muchos contratos y personarse en bastantes ayuntamientos. Mas lo sabe y previene a los suyos. En la plataforma separatista, Oriol Junqueras y Raül Romeva tratan de minimizar el golpe y aprovechar el palo para cuestionar aún más la candidatura a la presidencia de la Generalidad del número cuatro de su lista. En público se trata de una suave petición de explicaciones. En privado es una guerra abierta, una fractura que se ensancha cada día más. El partido de Mas y Pujol está tocado de muerte, pero sus principales "activos" han saltado a la barca de Juntos por el Sí.

La comparecencia de Mas

Este miércoles 2 de septiembre toca comparecencia de Artur Mas en la diputación permanente del parlamento catalán. En principio, el presidente de la Generalidad quería dar a conocer por enésima vez sus razones para adelantar las autonómicas y plantearlas como un plebiscito. Un nuevo mitin en sede parlamentaria al que el PP anunció que no asistiría. Ayer y a preguntas los periodistas, Mas dijo que hablaría del tres por ciento si se lo preguntan en la cámara. Mas no tendrá límite de tiempo mientras que los grupos dispondrán de intervenciones de diez minutos. Se espera que sean el día y el escenario de unas explicaciones de Mas que pondrán a prueba la argamasa de la plataforma separatista "Juntos por el Sí", la coalición de CDC, ERC y la "sociedad civil", una candidatura que permite a Mas presentarse sin las siglas de su partido pero que ha acusado el impacto de la corrupción a un mes de las elecciones que según Junqueras, Mas y Romeva son el 9-N de verdad. Mientras tanto, los medios afines al separatismo silencian el caso 3% y se centran en la carta abierta dirigida a los catalanes por Felipe González en la que compara el proceso con el nazismo y el fascismo italiano y se acusa a Mas de querer convertir Cataluña en una Albania del siglo XXI. La mayoría de los partidos ha reprochado al expresidente del Gobierno que no haya citado la corrupción en su texto.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD