Menú

Amenazas a la CUP en 'La Vanguardia': o votan a Mas o adiós al proceso

Tras la euforia llega la depre de la resaca. Resulta que en Cataluña no se ha resuelto nada.

27
Amenazas a la CUP en 'La Vanguardia': o votan a Mas o adiós al proceso
La CUP, durante la rueda de prensa de ayer. | EFE

El Mundo se pasa de frenada con el titular de portada. "La CUP desmonta la hoja de ruta de Mas: ni presidencia ni procés". Ejem, lo del procés no es exacto. No a la declaración unilateral de independencia por el momento, pero el proceso continúa. También le da cancha a Aznar. "Aznar abronca a Rajoy: 'La posición del PP está seriamente comprometida'". "El presidente no hace autocrítica y desdeña el éxito de Rivera". El editorial le baja los humos al arrogante presidente. "El capital político obtenido en estos comicios por Rivera puede ser determinante para consolidarle como líder nacional y para que Ciudadanos pueda cosechar unos buenos resultados en las próximas generales". "A nadie se le escapa que si Ciudadanos sigue creciendo y obtiene representación parlamentaria por encima de los 25 escaños, puede ser el partido que decida quién gobierna en España". Y con esa actitud, Mariano, te van a dar una merecida patada o culo, que diría Tardá. Sobre el futuro de Artur Mas se las prometen muy felices. "Su futuro político es más que dudoso y tiene escasas posibilidades de volver a coger el timón". Al loro con Mas, que tiene más vidas que un gato.

Arcadi Espada hace de aguafiestas. "Cataluña es hoy lo que parece. Un lugar donde la mitad de su población electoral ha facultado a un grupo de políticos para que emprendan un acto ilegal contra la soberanía del resto de los españoles. Es decir, un lugar apreciablemente lleno de fanáticos cuya relación con la realidad es tan dudosa como la existencia del abstencionista que iba a redimir a los catalanes, en especial del mal que comienza por sí mismos". Victoria Prego tampoco ve motivos para lanzar cohetes. "La situación surgida tras las elecciones catalanas es endemoniada y muy peligrosa, por muchos adornos que se le intente poner la pastel (..) El problema que tenía España lo sigue teniendo corregido y aumentado" y encima "Cataluña está por decisión de los catalanes en manos de los independentistas y los antisistema". ¡Más difícil todavía! Cómo les gusta el riesgo a los catalanes.

El País lo que ve es que "Rajoy y Mas se enrocan en sus posturas tras el duelo electoral". La foto, o más bien el póster, para Rivera y Arrimadas. "Desde Cataluña hacia el resto de España". El editorial dice que si la cosa no estaba ya bastante embrollada ahora el Ejecutivo está en manos de las CUP, una gente "a la que no le basta con romper con España sino que quiere extender la ruptura a la UE, la OTAN, el capitalismo" y hasta con el planeta Tierra como no se porte bien. "Cataluña se encuentra abocada a la fragmentación, la inestabiliddad y la ingobernabilidad". La culpa, dice El País, la tiene Rajoy por no hacerles caso y adelantar las elecciones. "Esa oportunidad, que este periódico recomendó, se perdió por la terquedad del presidente en cumplir sus plazos electorales". Tranquilo Cebrián, no eres el único al que no hace caso. Tampoco escuchó a Federico, que le recomendó hacer coincidir las generales con las catalanas. Es más cabezota...

ABC sigue siendo un periódico feliz. "La estrategia secesionista de Mas, por los suelos". Jejeje. Bieito Rubido no se queda con las ganas de atizar dos tortas a Aznar. "Hubo presidentes de gobierno, yo diría que todos excepto Rajoy, que aprobaron todo tipo de ventajas a los catalanes para hacerlos más distintos (…) Hasta hubo quien relevó a líderes de su propio partido para no molestar a los nacionalistas". Zas en toda la boca. Hecho este desahogo, en el editorial dice que "el problema sigue latente en Cataluña rota en dos tratando de buscar una fórmula para racionalizar una convivencia que el secesionismo ha viciado hasta el limite (…) Más de la mitad no quieren romper con España. Así de riguroso es el dato (…) Y ahora la prioridad es formar un gobierno capaz de pasar la página de una obsesión identitaria que las urnas no han legitimado". Claro, como si fuera tan fácil.

Hermann Tertsch cree que las elecciones han dejado "poco vencedor y mucho herido", pero que podía haber sido peor porque "se podía haber llegado a las manos" si ganan los separatistas. Bueno, eso no pasó. El PP, dice, está hecho una penita y "las regañinas del exjefe ya no sirven". "Los demás partidos y los medios mimados precisamente por el PP han generado un clamor de odio y rechazo imparable", que se vayan enterando en el PP. "Estamos ante el primer gran fracaso del nacionalismo en 40 años", chin-chin. Además del "hundimiento del proyecto totalitario de Podemos". Yupi, yupiii. Y "la esperanza se alimenta del gran éxito de Ciudadanos (…) PP y PSOE pelean ya por gobernar con Rivera y sólo con Rivera. Pero ya es Rivera el que dicta la política nacional frente a la indolencia, descomposición, cobardía o frivolidades de asimetrías federalizantes". ¿No te estás pasando Hermann? Los chicos han tenido un buen resultado en Cataluña y punto. Que luego vienen las desilusiones.

La Razón dice que "la CUP apoyará a Romeva frente a Mas y descarta la independencia". No la descarta, la retrasa. Aunque con quien tiene un cabreo supino Marhuenda es con Aznar, y cual caballero andante saca la espada para defender a su dama. "Si alguien ha perdido las elecciones" ha sido Mas, no Rajoy, y al que se atreva a discutirlo lo reto a un duelo al amanecer. "No es cuestión de prohibir a Aznar expresar sus crítica" pero ¿alguien por ahí tiene una mordaza? "Si es exgible a una figura que tanto peso tiene en el PP un exquisito cuidado en los términos", que te doy.

A La Vanguardia no se le va el susto del cuerpo. "La investidura de Mas topa con las exigencias de la CUP". Les ha salido el tiro por la culata con su criatura del Juntos y puede acabar como el rosario de la aurora. Por si acaso empiezan a amenazar: "Artur Mas dispondrá de dos meses para buscar los dos votos que le faltan para lograr su investidura como presidente de la Generalitat. En caso de no hallarlos, se vería obligado a convocar de nuevo elecciones". Vamos, que en La Vanguardia ni contemplan siquiera la posibilidad de poner a otro presidente. Segundo mensajito, y este con dinamita. "Aviso de Mas a la CUP: '¿Verdad que no frustraremos el mandato democrático?'". O sea, que o le votan a él o acaba con el querido procés, que a él le importa un carajo la independencia, lo que le importa es Artur Mas. Y los otros como tontos. El editorial rectifica el titular de ayer. "Los independentistas han ganado las elecciones, pero no el plebiscito que planteaban. Así lo ha subrayado la prensa internacional", dicen en el colmo de la gilipollez. Lo dice la prensa internacional y entonces vale, si lo dice la española no nos lo creemos. Hay algunos que no son más tontos porque entrenan poco.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios