Menú

La "encuesta fantasma", el precedente del 82 y la hipótesis Borgen

Agitación en Ciudadanos ante la posibilidad de presentarse el 12 de octubre como virtual ganador de las eleciones.

116
La "encuesta fantasma", el precedente del 82 y la hipótesis Borgen
Mariano Rajoy, este jueves en Huesca | EFE

El todomadrid, neologismo acuñado por un viejo periodista, no habla de otra cosa mientras llega el Puente del Pilar. Los mentideros de la capital hierven a cuenta de la "encuesta fantasma". Así la define, en su columna de este viernes en El Mundo, Federico Jiménez Losantos. Un sondeo de Metroscopia para El País, publicado ya en su parte correspondiente a Valencia, ubicará a Ciudadanos como el partido más votado si se celebrasen ya mismo las elecciones generales, que tendrán lugar dentro de setenta y dos días. El sondeo sobre intención de voto en la Comunidad Valenciana (el diario de Prisa lo publica coincidiendo con el día de la región) puede ya tomarse como perfecto adelanto, pues en él, el partido naranja aparece en cabeza, por delante de PSOE, PP y Podemos.

Los de Albert Rivera obtendrían el 25% de los votos y entre nueve y diez de los treinta y tres escaños que se reparten entre las tres provincias valencianas. Cuatro en Valencia capital, donde la ahora hundida UPyD (por debajo incluso del 1%) obtuvo en 2011 su quinto escaño para Toni Cantó, hoy número dos naranja en la Ciudad del Turia; otros cuatro por Alicante y uno o dos por Castellón. Unos números que provocaban la noche del jueves un indisimulado entusiasmo en las cuentas de Twitter de varios dirigentes naranja, incluido el propio Rivera.

La encuesta habla también a las claras del crecimiento exponencial del partido centrista en sólo cuatro meses. En las autonómicas de mayo Ciudadanos obtenía el 12% del voto, por detrás de PP, PSOE y Compromís e incluso en Castellón se veía relegado al quinto lugar, al ser adelantado por Podemos. En las municipales de Valencia ciudad despuntaba algo más, al conseguir Fernando Giner superar el 15% de los votos y obtener un concejal más que el PSOE.

De Felipe a Birgitte Nyborg

Entre importantes dirigentes de Ciudadanos se recuerda en las últimas horas un precedente que la mayoría, empezando por el presidente del partido, no alcanza a recordar en propia memoria: la victoria aplastante de Felipe González en 1982, con diez millones de votos y más de doscientos escaños. Naturalmente, no porque se piense en un resultado idéntico, sino por lo que supuso de sorpresa aquella victoria socialista, que rompió muchos de los pronósticos previos.

Igualmente, corre de boca en boca naranja la hipótesis Borgen, la serie de moda sobre la política danesa, a la que algunos miembros de la Ejecutiva se confiesan enganchados. En los primeros capítulos de esta ficción, la líder del Partido Moderado -un perfecto trasunto de Ciudadanos- de nombre Birgitte Nyborg llega a primera ministra, derrocando a un gobierno de la derecha, tras pactar con laboristas y verdes. Aunque en realidad Rivera sigue convencido, y así lo mantendrá en campaña, que sólo entraría en un Gobierno presidido por él mismo, y que nunca se negociará a cambio de puestos en un Ejecutivo, como ha sucedido en diversas autonomías, entre ellas Madrid o Andalucía.

A la espera de que se desvele la incógnita definitiva sobre la "encuesta fantasma", que se publicará la víspera de la fiesta nacional del doce de octubre, en Ciudadanos ya se hacen cábalas y extrapolaciones con dos realidades sobre la mesa: el espectacular resultado de las catalanas -segunda fuerza en todas las provincias- y la encuesta de Metroscopia circunscrita, de momento, a Valencia. Para curarse en salud, y tal vez para mitigar el repique de las campanas en Ciudadanos, la compañía demoscópica, como recoge El País, "advierte del momento en el que se realizó la encuesta, tras el éxito de Ciudadanos en las elecciones catalanas, y del hecho de que todavía se desconocen la mayoría de las candidaturas y los cabezas de lista que concurrirán finalmente a las elecciones generales". Una precaución, la segunda, cuando menos sorprendente. Si se refiere a los cabezas de lista de los grandes partidos, no hay duda que Mariano Rajoy por el PP, Pedro Sánchez por el PSOE y Pablo Iglesias (definitivamente sin IU) por Podemos serán, junto a Rivera, los principales contendientes el 20 de diciembre. Si se refiere específicamente a Ciudadanos, hace tiempo que son públicas sus principales candidaturas, como la que en Barcelona liderará Juan Carlos Girauta.

Una vez que se publique el esperado sondeo, los focos estarán más encima aún de Albert Rivera, que en Valencia aparece también como el líder político mejor valorado. En pocos días conoceremos el contenido exacto de la reforma constitucional e institucional, que el propio líder naranja se ha encargado de acotar para evitar sorpresas. Mientras, el responsable económico de la formación, Luis Garicano, sigue explicando las medidas que considera urgentes para poner el rumbo definitivo a la salida de la crisis. Aunque el profesor de la London School of Economics no será diputado, quien sí ocupará un escaño es otro economista, Francisco de la Torre, inspirador por ejemplo del discurso que esta misma semana ha articulado Rivera contra los privilegios fiscales del País Vasco y Navarra. Otros independientes como Marta Rivera de la Cruz, serán fundamentales en el equipo con el que Ciudadanos concurrirá a las elecciones, en las que podría hacer historia. Salvo, claro está, que se desvanezcan los fantasmas demoscópicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios