Menú

Sánchez esconde a Lozano pero presume de "abrir el PSOE" frente a un PP avergonzado

Sin nombrar el nombre de la discordia, Irene Lozano, defiende ganar "no para sumar poder, sino para cambiar las cosas".

0
Sin nombrar el nombre de la discordia, Irene Lozano, defiende ganar "no para sumar poder, sino para cambiar las cosas".

La imagen, significativa: la excomandante del Ejército, Zaida Cantera, número seis en la lista por Madrid, en el centro del escenario rodeada de los cabezas de lista de las candidaturas al Congreso y al Senado; Irene Lozano, dos puestos más arriba en la candidatura como número cuatro, alejada del escenario y de las cámaras de televisión. Sentada en la cancha detrás de la bancada de la dirección federal, junto al grupo de expertos de Pedro Sánchez.

Un 'escondite' para no echar más leña al fuego al incendio Lozano que ayer consiguió extinguirse en el comité federal, pero del que todavía quedan los restos de las cenizas. Con rictus serio y cara de pocos amigos, la damnificada Luz Rodríguez, desplazada en la lista como número cuatro al puesto número uno por Guadalajara, en un extremo del escenario junto a Eduardo Madina, era consolada al término del mitin por compañeras socialistas.

No encontró consuelo en el 'escondite' de Lozano ni en los esfuerzos del secretario general del PSOE por no mentar el nombre de la discordia. Pedro Sánchez no pronunció el nombre de Irene Lozano, pero sí defendió veladamente su decisión sacando pecho ante el PP: "Mientras ellos se avergüenzan del PP, nosotros abrimos el partido a independientes".

Un acto de referencias veladas en el que el líder del PSOE defendió que "el PSOE nunca puso límite" a los socialistas "de convicción, con y sin carnet". Y lanzó una advertencia a quienes "estáis aquí presentes" y no han entendido el por qué de su decisión: "No estamos aquí para sumar escaños para ganar poder sino para cambiar las cosas", dijo a los cabezas de lista al Parlamento entre quienes se situaba un Eduardo Madina que evitaba aplaudir al líder de su partido.

Una defensa para la que contó con la inestimable ayuda de uno de sus fieles, el 'verdaderamente' independiente Ángel Gabilondo, quien centró en la suma de todos su principal mensaje: "Este acto es porque todos los que estamos, estamos dispuestos a lograr conjuntamente una sociedad más justa. Todo el que quiera eso cabe aquí".

Gabilondo fue el encargado de poner voz al mensaje a puerta cerrada de su secretario general en el comité federal del sábado. Usando las mismas palabras que Sánchez, pero ésta vez, en público, advirtió que "el PSOE no es patrimonio de ningún político, ni del partido, ni de un dirigente; lo es de los ciudadanos". Y añadió: "Así lograremos un proyecto de mayorías".

Al término del mitin, el primero de la precampaña electoral, otra imagen significativa: Irene Lozano aclamada y emocionada por un grupo de militantes que le decían 'gracias por unirte'; por la otra puerta, Luz Rodríguez salía abrazada por una compañera que le susurraba cosas al oído mientras le rodeaba con el brazo. Una de las más estrechas colaboradoras de Pedro Sánchez que nunca pensó que la persona que le hiciera perder la confianza del líder del PSOE estuviera en las listas de UPyD.

En España

    0
    comentarios

    Servicios