Menú

Encuentran los cadáveres de los tres militares en el interior del helicóptero

Los militares no pudieron abandonar la aeronave pese a que el amerizaje fue casi perfecto.

60

Ocho días después del accidente y en la séptima jornada de búsqueda, la tragedia se ha confirmado. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha comparecido en la noche de este jueves en la base aérea de Gando (Gran Canaria) para informar de que los cadáveres de los militares que tuvieron que realizar un amerizaje de emergencia la pasada semana a 280 millas de Canarias y a 45 de la costa africana se encontraban en el interior de la cabina del aparato.

La constatación de los hechos ha llegado después de que los buzos de la Armada hayan podido bajar hasta la cabina de la aeronave y comprobarlo. Las malas condiciones climatológicas de la zona, que hacían que en la zona hubiese olas de hasta cuatro metros de altitud, no han permitido que la cabina fuese izada al exterior, tal y como había ordenado ayer miércoles el juez togado territorial de Las Palmas.

Minutos antes de hacer pública la mala noticia, el máximo responsable de Defensa se la había trasladado a las familias del capitán José Morales Rodríguez, el teniente Saúl López Quesada y el sargento Jhonander Ojeda Alemán, que se encontraban en la instalación militar, en la que durante estos días han estado recibiendo noticias del Ministerio de Defensa sobre las labores de búsqueda de sus familiares al inicio y al final de cada día.

Los tres militares fallecidos

Pese a que el helicóptero había realizado un amerizaje normal, las palas del mismo no entraron en contacto con el agua y que la aeronave tenía los flotadores abiertos, por lo que todo hacía indicar que por lo menos habrían aterrizado en el agua todos con vida, la realidad es que los militares no pudieron abandonar la aeronave y se desconoce qué pasó durante los minutos finales. Ninguno de ellos activó sus balizas personales, desconociéndose las razones.

Pedro Morenés ha explicado que la intención es izar la nave en las próximas 48 horas para poder entregar los cuerpos a las familias, pero debido al mal tiempo que afecta a la zona en la última semana, algo que se mantiene todavía en estos momentos, para prioridad será también que todo se lleve a cabo garantizando la seguridad de todos los buzos que tendrán que participar en la operación.

La extracción de la aeronave del mar también permitirá que los miembros de la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM) pueden estudiar qué es lo que sucedió para que la aeronave tuviera que amerizar de urgencia en pleno Océano Atlántico y no pudiese llegar hasta la base de Gando.

De jueves trágico a jueves trágico

El pasado jueves 23 de octubre, a las 14.05 horas (GMT), el Super Puma del 802 escuadrón del Ejército del Aire desapareció en el Océano Atlántico a unas 280 millas náuticas de Gando y a 40 millas náuticas al suroeste de Dakhla, la antigua Villa Cisneros, en el Sahara Occidental. El helicóptero había despegado de la localidad mauritana de Nouadibou, donde había repostado procedente de Dakar y tenía prevista su llegada a Gando a media tarde.

En ese momento, la baliza de la aeronave comenzó a emitir señales de alerta, por lo que se activó desde Gando un dispositivo de búsqueda y rescate, formado por un caza F-18 y un avión Delta 4 de alerta (CN-235). Antes de finalizar el día, el Gobierno de Marruecos trasladó por dos cauces diferentes que los tres militares había sido rescatados y que se encontraban a bordo de un pesquero que les iba a trasladas a tierra.

El viernes pasado, cuando el mencionado pesquero no llegó al puerto de Villa Cisneros y, paralelamente, era imposible contactar con el supuesto pesquero, saltaron las señales de alerta. Un hecho que se confirmó cuando el Gobierno marroquí se disculpó con Madrid por haber informado erróneamente del rescate y culpó de ellos a las informaciones que sobre el accidente le habían llegado desde Senegal.

Desde ese mismo momento, se volvió a activar un servicio de búsqueda con medios aéreos, marinos y submarinos en el que han llegado a participar hasta cuatro embarcaciones españoles (el BAM Rayo, los cazaminas Segura y Turia, y el barco Olimpic Zeus alquilado por el Ministerio de Fomento) y medios aéreos (dos aviones CN-235 y un helicóptero SuperPuma).

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios