Menú

Desarticulada una célula islamista que quería atentar en Madrid

Estado Islámico les había ordenado atentar. Tenían acceso al mercado ilegal de armas de la Cañada Real, supermercado de la droga de Madrid.

25

Nueva operación contra el islamismo en Madrid. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han arrestado a tres hombres de nacionalidad marroquí este martes, de entre 26 y 29 años, residentes en la Comunidad de Madrid, que conformaban una célula yihadista vinculada a Estado Islámico y que tenían como objetivo principal la organización un atentado terrorista en la capital de España de forma inminente.

La operación se ha desarrollado de forma coordinada en el barrio madrileño de Puente de Vallecas y en la localidad vecina de Rivas-Vaciamadrid, exactamente, en la Cañada Real Galiana, conocida por ser en la actualidad en mayor supermercado de la droga de la región. Los arrestados se ganaban la vida con el comercio de chatarra y de cartón, asaltando los contenedores donde la gente suele depositar el material para su reciclaje.

Los tres arrestados conformaban una célula islamista perfectamente estructurada, que estaba en contacto a través de internet con Estado Islámico, de los que había recibido la orden de iniciar la actividad terrorista en España. El líder de la célula se dedicaba a labores de captación mediante la difusión de los postulados y mandamientos de EI, controlaba la evolución de los mismos y desarrollaba métodos de formación de disciplina terrorista.

Según fuentes policiales, los otros dos integrantes asumían el papel de actores operativos, es decir, iban a ser los encargados de realizar los atentados terroristas en la capital de España. De hecho, en las conversaciones entre ellos grabadas por los investigadores hablaban de que "había que actuar ya en España", aunque no concretaron en ningún momento qué atentados o de qué tipo o qué objetivos querían atacar.

Al tener conocimiento de estas conversaciones telefónicas, la Comisaría General de Información lanzó el operación policial de urgencia, coordinada por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional y por la Fiscalía del mismo tribunal, ya que el individuo que residía en la Cañada Real tenía fácil acceso al mercado de armas ilegal que hay en esa zona y que es perfectamente conocido por las Fuerzas de Seguridad.

Los investigadores tienen conocimiento de que el proceso de radicalización islámica al que fueron sometidos los tres detenidos tuvo lugar en las cercanías de la mezquita del barrio de Lavapiés y que la persona que lo llevó a cabo sigue en España, por lo que podría hacer lo mismo con otros musulmanes.

Tras un acto de reconocimiento a las víctimas de ETA en Bilbao, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha destacado que la "singularidad" de esta operación es que los detenidos no se dedicaban a captar y "radicalizar" a personas para que combatieran en Siria o Irak, sino que pretendían cometer atentados en España, por lo que los arrestos han evitado atentados en nuestro país en "próximas fechas".

Ha explicado, en declaraciones recogidas por Efe, que el líder de esta célula islamista estaba "muy radicalizado" y que el objetivo del grupo era seguir las "consignas" de Estado Islámico para, con "lobos solitarios o células como ésta", cometer atentados en nuestro país. Tras esto, ha destacado que en esta legislatura se han producido 171 detenciones contra el terrorismo yihadista y que se mantiene la "alerta 4" de amenaza terrorista desde el pasado 26 de junio.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios