Menú

El bloque separatista aprovecha la inhibición del TC para engordar la declaración de independencia

Registra una enmienda a su propia propuesta en la que presenta una colección de leyes sobre pobreza energética, desahucios y aborto.

(Barcelona)
55
El bloque separatista aprovecha la inhibición del TC para engordar la declaración de independencia
Mas en el Camp Nou este miércoles | EFE

El espectáculo parlamentario del bloque separatista, Junts pel Sí y la CUP, no para. Si este jueves respiraban aliviados por la luz verde del Tribunal Constitucional a la celebración del pleno de la ruptura, esta mañana han decidido aumentar la apuesta y enmendar su propia declaración de independencia con un listado de las leyes a desarrollar ante la hipótesis de que "las actuaciones del Estado afecten a los derechos fundamentales de las personas", que es el punto octavo de la "propuesta de resolución". Así pues, a los dos folios escasos del primer texto se añaden ahora otros cuatro que desarrollan ese "artículo" de la soflama.

La "propuesta de resolución" insta al gobierno regional a desobedecer leyes y sentencias y llama al "empoderamiento ciudadano". La autoenmienda es una ampliación del "mandato legislativo" por el que se insta al gobierno regional a "cumplir exclusivamente aquellas normas o mandatos emanados de esta cámara, legítima y democrática, a fin de blindar los derechos fundamentales que puedan quedar afectados por decisiones de las instituciones del Estado español".

Aborto y refugiados

Las cuatro páginas contienen una serie de promesas de carácter electoralista con las que se pretende dar satisfacción a la Candidatura de Unidad Popular. Se garantizará, según estos papeles, el suministro energético y la vivienda a quienes no tengan recursos o estén en fase de desahucio. También se alude a los derechos de los refugiados y se amplía el alcance de la ley del aborto.

La maniobra persigue atraerse el favor de los antisistema por la vía de unas cesiones que la mitad del gobierno catalán y un sector de CDC considera intolerables. La enmienda a su propia resolución es un ejemplo de la improvisación y las prisas que ha impreso Mas en las negociaciones con la CUP.

La nueva parodia parlamentaria es también otra humillación para Junts pel Sí que no significa además que los diez diputados cuperos vayan a votar a favor de la investidura de Mas. Anna Gabriel, la número dos de la lista de la CUP pero a la cabeza de las negociaciones, declara en una entrevista publicada hoy por el diario Ara que "no votaremos a Mas ni a la tercera" y Baños, el cabeza de cartel, ha insistido en ese extremo una vez formalizada en el registro del parlamento regional la autoenmienda.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios