Menú

Los momentos del debate: "Ir con Bildu en las listas electorales no es la mejor manera de combatir el terrorismo"

Iglesias dice no entender la propuesta de salario de Rivera y el líder de Ciudadanos le reprocha su acuerdo con los partidarios de ETA.

9

Varios momentos del debate entre Albert Rivera y Pablo Iglesias han encendido la chispa entre los dos candidatos a la presidencia del Gobierno. El primero de ellos referente a los sueldos, un rifirrafe que abría el líder de Podemos espetándole al de Ciudadanos no haber "entendido" su propuesta sobre el sueldo del presidente del Gobierno. Rivera se defendía: "Pablo, lo que yo quiero es que el presidente del Gobierno gane como tú por ser eurodiputado" Iglesias aseguraba que los eurodiputados de Podemos ceden parte de su sueldo y Rivera, rápido, replicaba: "Sí, a la Tuerka" en referencia al programa de televisión que presentaba el secretario general del partido lila.

En el bloque dedicado al islamismo volvía a saltar la chispa. Iglesias le reprochaba a Rivera haberse "equivocado" al mostrarse a favor de una intervención de tropas españolas en Siria, algo que el líder naranja negaba con gestos. Iglesias le decía "no te pongas nervioso" y Rivera usaba su turno de réplica para recordarle el pacto con Bildu en Navarra: "Entiendo que Podemos no esté a gusto con un pacto contra el terrorismo, el pacto que derrotó a ETA no fue el pacto con Bildu, sino el Pacto Antiterrorista. No estábamos nosotros, lo propuso Zapatero y lo firmó Aznar. Al terrorismo se le vence, Pablo, el día que tú y yo digamos lo mismo".

El 'Coaching'

En lo que sin duda era una provocación planeada, Iglesias ha aludido en dos ocasiones al 'Coaching' una moderna técnica de motivación que Rivera utiliza, algo que es público y notorio. Sin embargo, Rivera ha rehusado entrar al trapo cuando, en el bloque de Educación y en el de Yihadismo, Iglesias decía que hacían fata "menos sesiones de Coaching".

El libro de Kant

Durante el turno de preguntas del público, Rivera ha protagonizado un patinazo que seguramente dará que hablar. Un estudiante se quejaba de la desaparición de la filosofía en los planes de estudio y les pedía que le recomendasen un libro de la materia. Iglesias no dudaba: "Para ti, la Crítica de la Razón Pura, de Kant". Rivera elegía el mismo autor, del que recordaba también su faceta como jurista, que el líder naranja estudió en Derecho. El moderador, Carlos Alsina, le pedía que diese un título concreto y Rivera acertaba a decir: "No he leído títulos concretos".

Los acuerdos, de la "guerra justa" a Abengoa

El debate ha tenido también momentos de cierta sintonía, incluso en el bloque del yihadismo, donde más se han enfrentado ambos contendientes. Rivera ha dicho estar de acuerdo con Iglesias en que la lucha contra el ISIS hay que hacerla "con inteligencia" y en criticar el "espectáculo que están dando Rusia y Turquía". Preguntados por Alsina, ambos han dicho que sí hay "guerras justas" y han coincidido en poner como ejemplo la Segunda Guerra Mundial. Iglesias ha afirmado sentirse "orgulloso de todos aquellos que liberaron Europa del fascismo. Aquella fue, por supuesto, una guerra justa" y Rivera afirmaba: "Estoy de acuerdo con esa afirmación".

Donde sin duda ha habido acuerdo es en una cuestión de actualidad: la situación de la compañía Abengoa. Preguntados por si debería ser rescatada, Iglesias contestaba: "Si el Estado la rescata, al estar gastándose el dinero de los ciudadanos, quiere decir que la gestión de esa empresa pasa al control de los ciudadanos. Lo que no puede volver a pasar es que con el dinero de los ciudadanos se rescate una empresa para que se socialicen pérdidas. Si se socializan pérdidas se socializan los beneficios".

Rivera, por su parte, afirmaba: "Estamos de acuerdo. Los bancos han sido el ejemplo. Nos vendieron que había que rescatarlos para que dieran dinero a la gente y resulta que lo que se ha hecho es cuadrar sus cuentas y dar sueldos vitalicios, para luego cerrarlos y venderlos a un euro. Yo no soy partidario del rescate de todos, porque luego lo pagamos en impuestos y en recortes. Si se rescata algo que sea con un objetivo social. Tenemos 100.000 viviendas de la Sareb que están en el erario público y hay gente sin techo. No soy partidario de salvar los muebles a empresas que no hayan hecho las cosas bien, porque entonces hay que salvar al fontanero, al taller de la esquina, al bar y a cualquier comerciante".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios