Menú

RIP por Pedro Sánchez: "Agotados los billetes del AVE Madrid-Sevilla tras el 20-D"

La prensa de papel no hace ni caso al debate de ayer en El País y sigue examinando las encuestas.

13
RIP por Pedro Sánchez: "Agotados los billetes del AVE Madrid-Sevilla tras el 20-D"
Pedro Sánchez / EFE

El Mundo abre con Abengoa. "Abengoa culpa de su crisis al Gobierno y a la banca". La foto es para Obama con Rajoy en la cumbre del cambio climático en París y sobre la campaña dice que "Rajoy fía su apuesta a las ayudas para el empleo". Una portada apasionante, como ven. Y poner la palabra 'fiar' al lado de Rajoy y programa electoral suena a pitorreo, que lo sepan los de El Mundo. El editorial lo dedica a Cataluña tras el último toreo de la CUP a Mas. "El egoísmo de Mas ahonda en una falta de estabilidad que aboca a Cataluña a consecuencias imprevisibles, tanto si Mas consigue ser reelegido como si convoca nuevas elecciones". ¿Egoísmo? Muy condescendiente me parece a mí ese calificativo. Carlos Cuesta le ve más como un kamikaze cuya "estrategia final" es "buscar el daño ajeno". "Si no lo remedian unas elecciones anticipadas, será la CUP la que decida quién será el próximo gobernante de Cataluña (…) Mas ha entregado ya las llaves de la gobernabilidad real a la CUP" y "el daño que la CUP inflija a Cataluña se convertirá en daño para toda España". ¿Y qué tal si nos desconectamos?

Arcadi Espada analiza el auge de Ciudadanos con orgullo de padre. "Albert Rivera estuvo en el instante justo y en el lugar oportuno, y eso no fue nada fácil". Arcadi atribuye el éxito a "tres cosas decisivas". "La primera el desencadenamiento del delirio nacionalista. De pronto los españoles, catalanes o no, empezaron a valorar la claridad y la contundencia con que Ciudadanos había encarado el peor desafío a la democracia desde el 23-F". En segundo, la inestimable contribución de Rosa Díez, que "no estaba interesada en la política, sino en la destrucción. Y la política se cobró venganza". Y en tercer lugar, "Podéis", que "abrió camino en la España bipartidista a fogonazo de share". "Pero ceñida su coleta a la marginalidad de la izquierda rocambolesca, permitió que la opinión pública mirara hacia la derecha en busca de algo nuevo". Y que no quisiera imponer el miedo, ni asaltar a nadie, a ser posible. "El resultado es impresionante. Ciudadanos es hoy el más auténtico catch-all-party de España, es decir, el partido que partiendo" de cero "puede llegar a más lugares sociológicos", dice al borde de la lagrimita. Ese es mi niño.

Raúl del Pozo le baja de las nubes. Un pajarito le ha contado que "no ve el ascenso de Ciudadanos tan vertiginoso como dicen las encuestas", que cualquiera se fía en estos tiempos. Pero eso sí, quien le huele a cadáver es Pedro Sánchez. "Pedro Sánchez va a perder. No porque parezca más el anuncio de un yate que la izquierda, sino porque le falta emoción. Habla de memoria. Ya se han agotado los billetes del AVE Madrid-Sevilla de la semana siguiente al 20-D. Susana se acerca a Madrid".

El País se hace un autohomenaje por el debate de ayer. Abre a cinco columnas: "El debate de El País consolida las opciones de cambio el 20-D". Tanto espacio para un titular tan soso. El editorial habla de lo guapos, lo listos y lo altos que son en El País. "No caben muchas dudas de que el primer ganador es el debate mismo, y por lo tanto, los millones de ciudadanos que lo siguieron (...) La imagen de un debate como el organizado por El País es tan importante como las palabras", somos la hostia y tal y tal. No entra a valorar quién ganó el debate, pero para ser tan listos se dejan engañar por Podemos. "Los internautas dan la ventaja a Iglesias". Lo mismo tiene algo que ver que lleve un ejército de tuiteros allá donde va. Jabois está embelesado con su chico Pablo. "Pedro Sánchez reaccionó a manotazos, alguno insólito, y en ocasiones encontró cara. Sobre todo en Rivera, que la retiró torpemente incapaz de asimilar tanta agresividad (...) La faena la remató Iglesias, que observaba los cuerpo a cuerpo como un árbitro, cuando corrigió a Sánchez con una frase que hizo reír al propio Rivera: "No creo que sea de derechas; es de lo que haga falta". Pedazo de frase, buenísima, hacía tiempo que no oía nada tan brillante. Y más en un tío que lleva meses dando bandazos de un lado a otro en busca del voto transversal. Te pierde la pasión, Jabois.

ABC abre con la cumbre del clima. "Se buscan 100.000 millones de dólares anuales para salvar el planeta". A mí que me registren. Hermann Tertsch dice que al PP le ha mirado un tuerto. "La estrategia del miedo ha fracasado ya. Y la llamada a la continuidad" también, menudo panorama. "El partido del Gobierno va a pagar por soberbia y falta de coraje". "Descartados el muy flojo Pedro Sánchez y el fiasco de Pablo Iglesias, el votante indeciso ya se ha puesto a comparar directamente a los candidatos Rajoy y Rivera". Y así a primera vista no hay color. De hecho, Ramón Pérez Maura ve a Rivera de presidente si se cumple la encuesta de El País y hay empate a tres. "Si se llega a un escenario así, apuesto a que a quien acabaríamos viendo de presidente del Gobierno es al que con más probabilidades va a quedar el tercero en el recuento final: Albert Rivera (...) El odio de buena parte del PSOE por todo lo que representa el PP puede llevar a Pedro Sánchez a alumbrar una coalición que dé el gobierno a Albert Rivera". Si queda algo de Pedro Sánchez. José María Carrascal aún tiene esperanzas de que "a Rivera puede ocurrirle lo que a Iglesias: que si a éste su truculencia le ha pasado factura, a Rivera se la puede pasar su ambigüedad. A los españoles no nos gustan los que están tanto en un sitio como en otro". ¿A qué españoles se refiere Carrascal? ¿A los que siempre están en el mismo sitio? Supongo que Rivera no cuenta con su voto.

La Razón se pone firme ante las órdenes del PP. El enemigo es el PSOE. "La caída en los sondeos eleva la presión para relevar a Sánchez tras el 20-D". ¿No sería más prudente esperar a las elecciones para titular así? Pero Marhuenda está desatado y tiene prisa por cargarse al muchacho. "Crece la alarma entre las filas del PSOE por las malas expectativas que otorgan las encuestas a la candidatura de su secretario general", dice el editorial. Y le da un repaso de campeonato. "No sólo le está pasando factura su equidistancia frente al desafío separatista de Mas", la "inconsistencia de sus propuestas" y la "serie de pactos de perdedores" con la extrema izquierda y los nacionalistas". Es que encima "ha tomado la decisión de dar carta de naturaleza a los dos partidos emergentes y a sus líderes, debatiendo con ellos en plano de igualdad". Que siempre ha habido clases. Hijo, Marhuenda ¿no te da un poco de pudor repetir como un lorito los argumentos de Rajoy?

Ussía flipa con la capacidad de aguante del ser humano. En concreto de la capacidad de Mas para aguantar humillaciones. Las CUP "están crecidas y no conocen la piedad. Lo que están haciendo con Mas es demasiado cruel". Aunque al final le apoyen, le habrán dejado como un "pingajo huidizo y acomplejado" y los suyos ya le ven "como un personaje ridículo y entregado a los matones".

Pues qué va, Ussía. Dice La Vanguardia que el poder no conoce topes para humillación y ridículo y que "Junts pel Sí cierra filas con Mas tras el desplante de la CUP". Y eso que hasta Pilar Rahola piensa que el espectáculo empieza a rozar lo gore. "Lo de las elecciones es un desastre y augura malos presagios. Pero la cuestión no es lo chungo que puede ser el futuro, sino lo patético que está resultando el presente". Hija Pilar, a ver si eres capaz de convencer a los tuyos de que paren este show obsceno, estamos pasando tanta vergüenza ajena que ya ni nos divertimos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation