Menú

Díaz Ferrán atribuye la gestión de Marsans a su exsocio fallecido como eje de su defensa

El expresidente de la Patronal se habría apropiado de forma indebida de 4.4 millones de los clientes de la entidad de viajes quebrada en 2012.

5
Díaz Ferrán atribuye la gestión de Marsans a su exsocio fallecido como eje de su defensa
Gerardo Díaz Ferrán junto a Iván Losada en el banquillo | EFE

Si el pasado 23 de septiembre fue su hipoacusia la que impidió el juicio, este jueves se ha retomado con incidencias. Antes de dar cuenta sobre el informe de la Fiscalía, Gerardo Díaz Ferrán ha lamentado "tener que pedir permiso" al tribunal para ir al baño: "con la edad la próstata ya no me aguanta tanto". Se le acusa, junto al último director del Grupo Marsans, Iván Losada, por apropiarse presuntamente de forma indebida de 4.4 millones de euros de sus clientes. El expresidente de CEOE acumula una pena de siete años y ocho meses de cárcel por el fraude a Hacienda en la compra de Aerolíneas Argentinas y el vaciamiento patrimonial de Marsans para eludir el pago a sus acreedores. Cumple condena en Soto del Real desde diciembre de 2012 y ahora se enfrenta a otros cuatro años de prisión.

Cosa de su esxsocio fallecido

"No he llevado nunca ni la administración ni la gestión de Marsans". Es la frase con la que Díaz Ferrán ha arrancado su declaración y el eje de su defensa. Dicha tarea competería a su exsocio, Gonzalo Pascual, fallecido a causa de un infarto en 2012. El ilícito se habría cometido entre diciembre de 2009 y julio de 2010, antes de la quiebra de la entidad de viajes.

En ese periodo, habría formado parte del Consejo de Administración como copropietario, incluso ostentó el cargo de administrador solidario, pero su participación se resumiría en presentar su patrimonio como aval por valor de 500 millones de euros. "Pascual era mi socio desde 1968, tenía en él confianza absoluta". Por eso, añadía Ferrán, confió en el la gestión e hipotecó hasta su casa para la recuperación del grupo que nunca se produjo.

Pero aun así defiende la legitimidad de su amigo, puesto que "los anticipos de los clientes –y ha remarcado anticipos, que no depósitos"– se utilizaron para pagar las nóminas que debían a los trabajadores tras declararse el concurso de acreedores.

Culpable de la quiebra

El hundimiento de Marsans tuvo un responsable. Curiosamente residía fuera del grupo, ha manifestado el exjefe de la Patronal. "Once entidades financieras, entre ellas BBVA y Banco Santander, nos concedieron un crédito de más de 30 millones de euros" cuando la empresa atravesaba una situación crítica. "Jamás dejamos de pagar a las compañías aéreas, pero (el 9 de abril de 2010) IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) nos cortó la venta de billetes". Fue entonces cuando se enteró toda España y el público dejó de confiar en la compañía para contratar sus viajes.

Lo hizo, sostiene Díaz Ferrán, de forma unilateral, exigiendo un aval que nunca habían reclamado y pese a la confianza de los bancos. "Ustedes son los culpables de que proveedores no puedan cobrar", ha acusado dirigiéndose al representante legal de la IATA. Posteriormente, el Grupo Marsans quebró dejando un agujero patrimonial de 271 millones de euros, cifra que asciende hasta 373 si se tienen en cuenta sus filiales.

La vista se reanuda este viernes y siguen programadas las cuatro fechas iniciales, incluidos los días 28 y 29 de febrero.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios